El feliz regreso de Jesús Vázquez

287

El onubense volvió a pisar un terreno de juego frente al Viveiro después de su fatídica lesión de peroné, e incluso tuvo la oportunidad de abrir el marcador en la primera mitad.

El pasado 13 de marzo, Jesús Vázquez conoció en primera persona la cruz del fútbol cuando se lesionó de gravedad tras un choque fortuito con Marc Martínez, portero del filial. Desde aquella involuntaria jugada en un entrenamiento, el centrocampista andaluz del Deportivo emprendió una tortuosa recuperación guiada por las manos de Rafael Arriaza. Con la campaña ya perdida, el objetivo no era otro que tratar de comenzar la pretemporada a pleno rendimiento junto al resto de sus compañeros.

Dicho y hecho. El ex jugador del Recreativo de Huelva recibió el alta médica este lunes, convirtiéndose en una alternativa disponible para los dos puestos de pivote que maneja José Luis Oltra en su estrategia habitual. El futbolista, que agradeció el cariño que le brindó la hinchada blanquiazul a través de una carta emitida desde la página web oficial del club, reconoce abiertamente que todavía tiene cierto reparo lógico a la hora de disputar el balón. “Dolor no tengo, tampoco molestias, pero debo tratar de jugar sin temor, hacer las cosas sin pensarlo tanto. Voy un segundo más lento que el resto porque mi cabeza todavía manda sobre mis piernas, pero eso se vence con kilómetros de entrenamiento”, aseguraba el onubense desde Vilalba.

Llegar y besar el santo

Con la incógnita de la hipotética llegada del colombiano Abel Aguilar, Jesús Vázquez debe pelear por un puesto en el once titular con Álex Bergantiños, Juan Domínguez y André Santos, reciente fichaje herculino. Oltra le premió con la titularidad ante el Viveiro en el primer partido preparatorio y el mediocentro no decepcionó en su reaparición, ya que logró abrir el marcador en el minuto 34 tras una buena dejada de Rodolfo Bodipo. A sus 32 años y con 100 partidos en la máxima categoría a sus espaldas, todos sus compañeros coinciden en apuntar la experiencia del andaluz como un valor preciado dentro y fuera del vestuario.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.