El fútbol os espera

227

Riazor estará a reventar en una noche que pretende escribirse con letras de oro. Desde las 20 horas, A Coruña será de nuevo epicentro de la historia deportivista.

A Coruña es blanquiazul. La ciudad se ha vestido de gala en la previa más especial de los últimos años. Fue bonito recibir al Milán, histórico vencer al Espanyol en el 2000 y orgásmico doblegar al Celta después de tantos años. Pero todo ello se queda corto al lado de lo que se juega el Deportivo en la tarde noche de hoy. Un ascenso que el fútbol le debe a los coruñeses y, sobre todo, a su incondicional afición. Todo ello en el fin de semana en el que Galicia solo habla de fútbol. Un país que un lustro después ansía disfrutar de balompié de élite en Primera División.

Será la segunda bola de partido de los deportivistas. Riazor registrará un lleno hasta la bandera para rematar la faena que comenzó a gestarse tras el mismísimo descenso. Desde que los deportivistas vieron llorar a Valerón sobre el verde coruñés. Pareciese que no se hubiesen ido de sus asientos desde el pitido final de Muñiz Fernández.

Cinco de aquellos once jugadores que saltaron a Riazor estarán esta noche frente al Huesca. Uno de los que se lo perderá será Valerón. “Tiene gran parte de culpa del ascenso”, dijo Oltra esta semana. Y es que cuando ya se le creía muerto, ‘El Flaco’ se destapó en uno de sus mejores años, con más minutos que nunca y siendo el líder del vestuario.


Quién será su sustituto es la gran duda del ‘once del ascenso’. Riki parece contar con más papeletas para acompañar a Lassad en ataque en un poco utilizado 4-4-2, aunque Oltra podría optar por adelantar a Juan Domínguez a la mediapunta y dar entrada a Borja en la medular. El ourensano también podría tener hueco en la zaga, donde compite con Aythami por ocupar el sitio del lesionado Zé Castro. La última sorpresa podría ser Manuel Pablo, que tras su buen partido en Tarragona tiene opciones de dejar a Laure en el banquillo.

Enfrente estará un Huesca que ya no se juega nada. Al menos a nivel deportivo. Parece que todos se han olvidado del rival y lo cierto es que los oscenses vienen de ganar al Murcia y saldrán a ganar, tal y como reconoció su entrenador en la previa del choque. “Hay segundos equipos que se merecen nuestro respeto”. O algo más. Quién sabe. Lo cierto es que Riazor ha de ser mucho más que todo ello; 35 mil voces que solo hablan de ascenso, gargantas que solo afinan en busca del tono de la gloria.

La clave: La afición debe contrarrestar la presión a la que se verá sometida una plantilla fundida físicamente. Los jugadores tocan con la punta de los dedos la gloria pero las piernas ya no responden igual desde el derbi de Balaídos.

Ojo a:La invasión de campo. Será la despedida de muchos jugadores y, de ganar, la gran fiesta del deportivismo. La plantilla quiere celebrarlo ante los suyos sobre el campo, festejo que se estropearía si los hinchas saltasen al verde de Riazor.

El dato: Con mayúsculas. Los tres puntos no solo darían el ascenso matemático si no también el campeonato liguero. El Dépor sería el primer equipo en los últimos 12 años en lograr el ascenso como primer clasificado un año después de haber descendido.

Alineaciones probables:

Deportivo: Aranzubia; Manuel Pablo, Colotto, Aythami, Morel; Bruno Gama, Bergantiños, Juan Domínguez, Guardado; Lassad y Riki.

Huesca: Luis García; Rafel Sastre, Corona, Helguera, Llamas; Carlos Lázaro, Núñez, Jorge Larena, Omar, Mario Rosas y Roberto.

Árbitro: Arias López (Colegio Cántabro)

Estadio: Riazor

Hora: 20.00

TV: Canal Plus

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.