El Infantil A, único campeón gallego en la cantera del Dépor

3

El pasado fin de semana finalizó la temporada regular para todos los equipos del Deportivo inmersos en categorías autonómicas y lo hizo con un único título: el del Infantil A, que se proclamó campeón del Grupo Norte de Liga Gallega. Es decir, ni juveniles ni cadetes fueron capaces de vencer en sus respectivas categorías.

Mientras que Juvenil A, Juvenil B y Cadete A sucumbieron ante el Celta, que terminó primero tanto en División de Honor Juvenil como en Liga Nacional Juvenil y División de Honor Cadete, el Cadete B tampoco pudo hacerse con el Grupo Norte de Liga Gallega, en la que finalizó por detrás del Calasanz.

Por su parte, el Infantil A arrasó y dominó con claridad su liga, en la que solo dejó escapar cuatro puntos (98 de 102 posibles) y terminó invicto con un sobresaliente balance de 228 goles a favor y 11 en contra.

Clasificaciones:
Juvenil A: 3º en División de Honor con 67 puntos, a 7 del Celta. Cuartofinalista de Copa del Rey.
Juvenil B: 2º en Liga Nacional con 75 puntos, a 5 del Celta.
Cadete A: 2º en División de Honor con 85 puntos, a 12 del Celta.
Cadete B: 2º en Liga Gallega Grupo Norte con 77 puntos, a 2 del Calasanz.
Infantil A: 1º en Liga Gallega Grupo Norte con 98 puntos, 22 de ventaja sobre el Ural.

Pese a la clasificación final (3º), cabe destacar positivamente la temporada del Juvenil A, que fue de menos a más y terminó compitiendo de tú a tú con las grandes potencias del país. Con una plantilla formada principalmente por juveniles de segundo año (1999), solo seis de tercero (1998) y un titular habitual como Mujaid de primero (2000), los de Rubén Coméndez desplegaron siempre un juego ofensivo y dominante y tuvieron su único lunar en los derbis ante el Celta: perdieron ambos y eso complicó sus opciones de título.

Precisamente eso, los derbis frente al Celta, fue otra de las notas negativas en la campaña de la cantera blanquiazul, pues ninguno de ellos terminó con victoria herculina. Juvenil A y Cadete A perdieron ambos y el Juvenil B rascó un 0-0 en Abegondo para posteriormente caer con claridad en A Madroa.

Goleadores:
Juvenil A: Pedro Alves, 19 goles.
Juvenil B: David Rojo, 24 goles.
Cadete A: Carlos Morán ‘Pichu’, 32 goles.
Cadete B: Pol Bassa, 18 goles.
Infantil A: Axel Lim, 43 goles.

Sobre el Autor

  • o demo da Crunia

    Sorry día de hemeroteca

    El nacimiento del nuevo Deportivo tiene su origen en la histórica asamblea, de carácter abierto y popular, que se celebró en 1988 en el Colegio de Los Salesianos, en la que salió elegido como presidente Augusto César Lendoiro. Afición, jugadores y directiva se unieron como una piña con el presidente, convirtiendo al Deportivo en el Club de todos los coruñeses.

    La situación no era nada alentadora. La fuerte deuda, que ascendía a 600 millones de pesetas, la mala perspectiva deportiva de un equipo que se había salvado en el último momento del descenso a Segunda División B y la débil implantación social del Club, eran los problemas más urgentes.

    Para intentar solucionarlos la directiva planteó una campaña de mentalización ciudadana basada en la estabilidad y la solvencia económica, es decir, el éxito deportivo estaba íntimamente ligado al económico. Bajo el lema “camina o revienta”, muy utilizado por el Presidente en esas fechas, el Club sale adelante y sobre esa base se articuló el “milagro del Deportivo”.

    La temporada 88-89, con Arsenio en el banquillo y prácticamente la misma plantilla, salvo el fichaje del brasileño Raudnei, se realizó una gran campaña en la Copa del Rey, pero la mala suerte impidió el tan merecido ascenso. Por fin se saneó la economía. La racha de balances negativos, que durante tantos años soportó el Club, finaliza y se produce el primer superávit.

    Con pocas novedades y condicionados por la todavía débil economía del Club, se afronta la temporada 89-90. El equipo devuelve con creces el apoyo y mimo de la cada vez más numerosa y volcada afición. Después de mantener una trayectoria por encima de la mitad de la clasificación, aprovecha al máximo sus posibilidades y se cuela en la fase de promoción de ascenso a Primera División. Era el año del estreno de Martín Lasarte, Sabín Bilbao, Sredojevic, Batrovic y el búlgaro Stoyanov, entre otros.
    El emparejamiento con el Tenerife, después del empate del encuentro de ida en el archipiélago canario, se presentaba esperanzador pero con la duda, por antecedentes no muy remotos. Se llevó a cabo una movilización total del espíritu blanquiazul, obteniendo una entrega y apoyo incondicional de la afición a su equipo. No pudo ser y otra vez más las gradas de Riazor eran testigo de una decepción.

    El presidente insiste en que, con el apoyo de todos, el Deportivo conseguiría el ascenso. La gestión económica volvió a brillar con la luz del superávit y la masa social seguía ascendiendo con 17.500 abonados en Segunda División, consiguiendo un apoyo incondicional de los más jóvenes y del público femenino
    pasará a la historia por el proceso de transformación del Club en Sociedad Anónima Deportiva. Los propios aficionados conservaron la legítima propiedad del Club, respetándose su poder de decisión. Se diseñaron unas participaciones accionariales al alcance de la mayoría de los bolsillos y se primó a los pequeños accionistas frente a los grandes. La intención fue que el Deportivo siempre fuese de todos los coruñeses y que estuviese abierto a la sociedad gallega a través de la representatividad que conceden las acciones
    El Club cerraría un contrato por siete años con Canal Plus que aseguraba a la entidad una cifra cercana a los 21.000 millones de pesetas. La operación asegura la economía del Club para los siguientes años y lo equipara, en percepciones televisivas, al Real Madrid y al Barcelona
    En el aspecto económico, el R.C.Deportivo de La Coruña S.A.D. se había convertido en una de las cien primeras empresas de Galicia

    Al conseguir el Deportivo el Torneo liguero se convertía en la esperanza de los clubes modestos y A Coruña en la ciudad más pequeña, junto a San Sebastián, que consigue un título de Liga. Hasta entonces lo habían conseguido ciudades como Madrid (el Real Madrid en 27 ocasiones y el Atlético en 9), Barcelona (el Barça en 16 ocasiones), Bilbao, el Athletic en 8 ocasiones, Valencia, 4 veces, San Sebastián, la Real Sociedad por 2 veces, y Sevilla, 2 veces, una vez cada uno de los conjuntos, Betis y Sevilla. Ciudades 10, 15 ó 20 veces la ciudad herculina

    😬 levo un cachazo chapandome a historia reciente do Depor

    • GZDeportivista

      Agora o choio non e a historia… senon o futuro, que non pinta moi ben

    • Edgarin

      Asumiendo como ciertos todos los datos, al final de la temporada 87/88 el equipo tenia una deuda de 600 millones de pesetas y casi baja a 2ªB.
      Un año más tarde, al finalizar la 88/89, el equipo sigue en segunda, pero “magicamente” esos 600 millones de deuda desaparecen y no solo eso si no que incluso hay superavit.
      Soy al único que ese milagro le cheira mal? Como un equipo que a duras penas se salva con semejante barbaridad de deuda, un año después sin subir de categoria hace que desaparezca? Quizás a mi se me escapa algo, pero me sorprende semejante cambio…