El problema es de aPtitud

116

Lo negó Richard Barral y los jugadores se molestaron cuando se acusó al Dépor de falta de actitud en los últimos encuentros. Puede que tengan razón. Porque cuando te juegas la permanencia en el campo del colista ya descendido, con 700 aficionados apoyando en la grada, posiblemente el problema sea de aptitud. El equipo se queda a un punto de la salvación y con la duda de cuántos jugadores de la plantilla están al nivel del escudo y, sobre todo, de la máxima categoría.

Mel sigue sin encontrar la forma de que sus jugadores salgan enchufados a un encuentro. Volvió a ocurrir en el Sadar, cuando a los tres minutos los blanquiazules ya habían permitido una conducción de 30 metros de Kodro que tuvo que ser frenada por Guilherme, forzando la amarilla, y un saque de esquina que terminó en gol de Steven ante la incapacidad de toda la zaga para sacar el balón del área.

Ni por esas despertó el Dépor, que siguió deambulando por el campo sin más argumento que los pelotazos a un Andone que sigue dejando mucho esfuerzo pero poca claridad en todas sus acciones. Osasuna incluso estuvo a punto de hacer el segundo después de que Kodro dejara congelado a Arribas con una cola de vaca. Su disparo se fue muy desviado cuando ya encaraba a Lux.

Pero si el conjunto navarro es el colista de la peor zona baja de la historia de la Liga es por algo. Lo demostró en el empate blanquiazul, cuando su defensa no acertó un centro lateral de Juanfran que botó dos veces en el área antes de que llegase a Guilherme. El brasileño, en boca de gol, equilibró el marcador de cabeza.

Serenó el gol a los coruñeses, que por fin se plantaron en el terreno de juego de forma sólida y frenaron bien las embestidas locales. Lo de atacar ya era otra historia. Los de Mel apenas generaron alguna jugada colectiva y la mejor ocasión la tuvo Juanfran tras un pase largo de Luisinho. El bonito remate del madrileño, que intentó una vaselina sobre Sirigu, se estrelló en el larguero.

La bronca de Mel en el descanso debió ser de época, porque en los primeros minutos el Dépor subió líneas con la intención de embotellar a Osasuna. El problema fue el que el técnico no puede salir al campo para gritarle a los suyos cada 5 minutos, porque la reacción duró poco. Tuvieron que crecer Arribas y Albentosa para cortar varias contras peligrosas.

La sensación era que el equipo coruñés había decidido dejar pasar el tiempo, confiado en que Osasuna iba a cometer alguno de los errores defensivos habituales que tanto lo han lastrado. Apareció en una jugada de estrategia. El aclarado para Albentosa en el segundo palo terminó con el central metiendo el balón de nuevo en el área pequeña y allí apareció Guilherme para empujar su segundo gol del día.

Pero ni así. El Dépor está moribundo y antes de que pasaran diez minutos ya se había dejado empatar de nuevo. Tras dos saques de esquina consecutivos, la zaga deportivista devolvió el regalo y permitió que un balón se pasease por el área hasta el segundo palo. Allí, entre Sergio León y Juanfran enviaron el balón al fondo de la red.

Se acabó ahí el conjunto coruñés, que en los últimos diez minutos estuvo más cerca de perder que de cerrar la salvación. Así se fue el encuentro, con Lux perdiendo tiempo como dando por bueno el punto y Fernando Navarro salvando sobre la línea el tercer gol local y evitando un nuevo bochorno.

FICHA TÉCNICA

At. Osasuna: Sirigu; Fuentes (Berenguer, min.23), Oier, Steven, Buñuel (Flaño, min.77), Clerc; Causic, Fausto (De las Cuevas, min.77), Roberto Torres; Kodro, Sergio León

RC Deportivo: Lux; Juanfran, Arribas, Albentosa, Navarro; Borges Guilherme; Bruno Gama (Ola John, min.62), Çolak (Carles GIl, min.78), Luisinho (Marlos Moreno, min.88), Andone.

Goles: 1-0: Steven (min.4). 1-1: Guilherme (min.18). 1-2: Guilherme (min.70). 2-2: Juanfran, en propia puerta (min.78).

Árbitro: Hernández Hernández. Amonestó con tarjeta amarilla a Guilherme, Albentosa en el Dépor y a Buñuel, Oier en Osasuna.

Incidencias: Partido disputado en el estadio de El Sadar, correspondiente a la 35ª jornada de LaLiga Santander.

Sobre el Autor