Un rival con la mente en otra parte

27

El Real Madrid llegará a Riazor con la mente puesta en la eliminatoria de Copa de Rey ante el Barcelona, y con la Liga como competición olvidada.

Al Deportivo le quedan 14 finales para conseguir el objetivo de la permanencia. Ocho de esos partidos –frente a Real Madrid, Rayo Vallecano, Celta de Vigo, Zaragoza, Athlétic de Bilbao, Atlético de Madrid, Espanyol y Real Sociedad– se jugarán con Riazor como escenario, por lo que parece clara la importancia de conseguir un resultado positivo en los mismos. Los de Mourinho serán los primeros en pisar el césped de Riazor, y lo harán el próximo sábado a las 20:00 h.

A pesar de que el conjunto blanco no es, a priori, uno de los rivales más propicios para conseguir una victoria vital, son varios los condicionantes que podrían cambiar esto. El Real Madrid se enfrentará, tan sólo tres días después de jugar en Riazor, al F.C. Barcelona con el pase a la final de Copa del Rey en juego. El resultado de la ida, empate a un tanto en el Santiago Bernabeu, tiene como consecuencia que la importancia de este choque sea todavía mayor. Y es que a pesar de que el torneo copero no es el gran objetivo –en la mente del madridismo está conseguir ‘la décima’ Champions League– la eliminación ante el máximo rival podría significar un duro revés. Por otro lado está la situación liguera en la que se encuentran los blancos –a 16 puntos de distancia del Barcelona–, algo que puede provocar cierta relajación en partidos como el del sábado ante el Deportivo. No se juegan nada, pero tienen más que perder si alguno de los titulares cae tocado o sancionado.

También son destacables los números de los merengues fuera de casa. Si la temporada pasada tan sólo concedieron dos empates y una derrota, este año las cifras son mucho peores. Cinco derrotas -contra Getafe, Sevilla, Betis, Málaga y Granada- y dos empates –Barcelona y Osasuna–, escenifican una mayor debilidad del conjunto entrenado por José Mourinho en sus partidos lejos del Bernabeu. Esto, unido a la ‘maldición de Riazor’ que pesaba sobre ellos en los últimos 20 años, supone un pequeño rayo de esperanza al que mirar con optimismo.

Sergio Ramos se perderá el partido ante el Deportivo por sanción
El central andaluz fue expulsado, por doble amarilla, en el derbi madrileño ante el Rayo Vallecano. Esto conlleva un partido de sanción que deberá cumplir el próximo sábado, por lo que se convierte en la primera baja segura para Mourinho. A su ausencia se podría sumar la de Xabi Alonso, quién arrastra molestias físicas. El tolosarra ya se perdió el partido ante el Rayo Vallecano, y todo hace indicar que volverá a quedarse fuera de la convocatoria para estar disponible, con todas las garantías, para los partidos ante Barcelona y Manchester United.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.