Domínguez, nueva prueba superada

92

El centrocampista de Narón cuajó un gran partido frente al Celta aprovechando la ausencia por lesión de Abel Aguilar. Ya lo hizo la temporada pasada en el derbi de la ida y no soltó el puesto de titular.

Jacobo Fariña | A Coruña

Juan Domínguez volvió a ser titular en el choque ante el Celta de Vigo tras dos partidos en el banco de suplentes. El centrocampista perdió su puesto en el encuentro frente al Rayo Vallecano en favor de Álex Bergantiños, que parece haberse asentado en el once de José Luis Oltra. Ayer, Domínguez aprovechó a la perfección la ausencia por lesión de Abel Aguilar para firmar una gran actuación, con gol incluido, y ponerle las cosas muy difíciles al técnico deportivista cuando el de Bogotá recupere la forma.

Pese a comenzar la temporada de titular junto al centrocampista colombiano, el inicio de campaña del ’10’ blanquiazul no terminó de agradar al entrenador deportivista, que con el paso de las jornadas terminó por decantarse por un mediocentro de contención con Bergantiños junto a Abel Aguilar. Debido a la lesión del exfutbolista del Hércules, el de Narón pudo volver a formar ayer dupla con Álex, tal y como hizo casi toda la temporada pasada, y pareció sentirse mucho más liberado en tareas ofensivas, al saber que cuando él subía, el coruñés siempre guardaba su posición para cubrirle las espaldas y ayudar a la defensa de los contraataques rivales.

El exfabrilista hizo valer su oportunidad y esa libertad a la hora de ir al ataque frente al conjunto vigués, una situación que incluso le permitió lograr su primer tanto en Primera División y en un derbi. Además, su gol ante el Celta supuso el primer ‘chicharro’ de un futbolista local en un clásico gallego en la máxima categoría 40 años después (el último lo logró Juan Carlos Sanromán, exjugador celeste, en el año 1973).

Situación semejante a la de temporada pasada

En la jornada 13 del curso 2011/2012, Jesús Vázquez no pudo ser titular frente al Celta por sanción. En su lugar jugó Juan Domínguez junto a Alex Bergantiños, y ambos hicieron un buen partido, pero en especial el mediocentro de 22 años. Desde ese choque, la dupla formada por los dos canteranos del Deportivo fue el doble pivote titular del equipo herculino en la temporada de regreso a Primera División, una campaña en la que el de Narón se consolidó al máximo nivel tras disputar 37 encuentros oficiales entre Liga Adelante y Copa del Rey, en los que repartió cinco asistencias de gol y convirtió las mismas dianas.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.