El sueño duró 20 minutos

158

Pocos tópicos del fútbol más ciertos que el que avisa que, ante un grande, siempre acabas pagando las ocasiones que perdonas. El Madrid apenas tardó 20 minutos en darle la razón al refranero popular, solventando en dos jugadas un encuentro al que el Dépor había salido sobrio en defensa y punzante en ataque, dejando por un momento la sensación de que los blancos podían sangrar.

Hasta tres oportunidades tuvieron los de Mel para adelantarse en el marcador. La siguiente siempre más clara que la anterior. Andone se enfrentó dos veces a Keylor, la primera tras superar a Carvajal en el cuerpo a cuerpo, pero no supo resolver ninguna. El Madrid salió perezoso y buena prueba de ello es que dejó a Bakkali rematar sólo un saque de esquina en el area pequeña. De cabeza. El belga, sorprendido, no pudo precisar el remate y lo mandó demasiado alto.

El planteamiento coruñés estaba conteniendo bien a los de Zidane, con menos chispa y menos profundos de lo que se mostraron en las supercopas y sufriendo por la banda derecha, donde Bale dejaba a Carvajal solo ante el peligro jugada tras jugada. Pero entonces llegó el error que los grandes nunca perdonan. Modric recibió en la frontal y probó a Rubén por primera vez. El de Coristanco no acertó a atajar el disparo y Benzema aprovechó para ponerle el gol en bandeja a Bale.

Con el tanto se acabó el Dépor. En defensa porque dio un paso atrás y concedió el segundo poco después, tras un centro de Marcelo que se paseó por el área pequeña hasta que encontró la bota de Casemiro. Y en ataque, porque las contras ya no llevaban la misma convicción que en los primeros minutos. Especialmente desacertado se le vio a un Cartabia que no estuvo cómodo en ningún momento.

El paso por los vestuarios no le hizo recuperar demasiada fe a los deportivistas, que no despertaron hasta que se produjo una nueva muestra de la vara de medir que usan los árbitros con determinados jugadores. Como ocurriera hace unos meses en el Bernabéu con Sidnei, esta vez Ramos agredió a Schär. González González, que vio la acción, la dejó en amarilla, aunque sí se atrevió a expulsarlo después, en el descuento. El arranque de rabia dejó otra buena ocasión de Andone a centro de Bruno Gama, pero su cabezazo lo salvó el propio Ramos en la línea.

En la siguiente jugada Kroos se encargó con el tercer tanto de convertir lo que quedaba de encuentro en otra media hora de pretemporada. El Dépor, ya descolocado en defensa, no fue capaz de contener la salida blanca tras un saque de banda y entre Benzema, Isco y Bale trenzaron una jugada que el alemán culminó con su precisión habitual. A partir de ahí el Madrid no quiso hacer más daño y el Dépor no logró maquillar el marcador ni de penalti. Carvajal derribó a Bruno en el área, pero no era el día de Andone, al que Navas adivinó el lanzamiento.

Ficha técnica

Deportivo: Rubén; Juanfran, Schär, Sidnei, Luisinho; Guilherme; Cartabia (Borja Valle, min.78), Borges (Adrián, min.65), Mosquera, Bakkali (Bruno Gama, min.54); Andone.

Real Madrid: Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro (Llorente, min.72), Kroos, Modric; Isco (Asensio, min.66), Benzema, Bale (Lucas Vázquez, min.79).

Goles: 0-1, Bale, min.20. 0-2, Casemiro, min.27. 0-3, Kroos, min.62.

Árbitro: González González. Expulsó a Ramos por doble amarilla y mostró tarjeta a Bakkali, Schär, Cartabia, Mosquera y Andone en el Dépor y Modric en el Madrid.

Incidencias: Estadio Abanca-Riazor, 27.801 espectadores. Partido correspondiente a la 1ª Jornada de Liga. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio por las víctimas del atentado de Barcelona y por Manolo Loureda, ex jugador del club blanquiazul. En el descanso, los jugadores del Dépor que participarán en LaLiga Genuine salieron al césped para presentarse ante la afición.

Sobre el Autor