Falcao ningunea al Dépor

366

El delantero colombiano se dio un festín a costa del equipo dirigido por José Luis Oltra. Valerón pudo cambiar el desenlace del partido, pero su remate se fue al palo. En el contragolpe posterior, empezó el espectáculo del ‘9’ atlético.

Dicen que en los días de partido a orillas del Manzanares, un Tigre anda suelto. El Deportivo no había topado con él todavía, pues la llegada de Radamel Falcao García al Atlético coincidió con el descenso herculino a Segunda División. Lo conoció en verano, en el Teresa Herrera, y aún siendo un amistoso privó con un postrero gol que el Dépor conquistase el entorchado durante los 90 minutos de juego. Y en la tanda de penaltis, marcó el primero de su equipo.

Lo de ayer fue de otra galaxia. Sus goles resumen el insaciable olfato goleador del colombiano. El primero al contragolpe y de disparo raso; el segundo con un latigazo imparable; el tercero de un penalti cometido sobre él mismo; en el cuarto se aprovecha de un balón suelto para meter su cabeza sin importarle que la bota de Insua le pudiese causar algún daño; y el quinto, en el que va dejando atrás a jugadores deportivistas como si estuviesen jugando infantiles contra un gigante. Para Falcao los jugadores del Dépor fueron infantiles. Y los ninguneó.

UNO POR UNO:

Aranzubia: 2. El riojano recibió seis goles por segunda vez como jugador blanquiazul, segunda también en Madrid. Sin confianza recuerda a aquel guardameta desahuciado por Caparrós.

Laure: 3. Uno de los únicos jugadores que se salvan de la quema. Su pasión y pundonor le hacen indiscutible en defensa.

Roderick: 1. Penoso partido del central internacional sub-21 por Portugal, muy nervioso los 90 minutos. No lo hizo mal frente a Llorente en Bilbao, pero Falcao le pasó por encima.

Pablo Insua: 2. Sobrepasado. Mala suerte para el canterano debutar en Liga como titular con el club en esta situación.

Ayoze: 2. Anoche en el Calderón no jugó el Ayoze de esta temporada, sino que lo hizo el del año pasado, el de Segunda.

Bergantiños: 3. Quiso estar atento a todo y finalmente el eje Gabi-Mario, con las ayudas de Koke, acabaron por desesperarle.

Bruno Gama: 2. Muy poco del luso en la banda derecha del Deportivo. No le costó demasiado a Filipe pararlo en ataque y hacerle replegarse en defensa.

Valerón: 3. Buenos minutos al comienzo, sin ideas en la avalancha. Estrelló un balón en el poste en la jugada previa al 2-0.

Camuñas: 2. Ni rastro del madrileño en el Vicente Calderón. Pasó totalmente desapercibido en ataque y, por si fuera poco, no pudo frenar las acometidas de Juanfran por su banda.

Riki: 3. Peleón. El de Aranjuez se fajó con los centrales rojiblancos, en especial con ‘Cata’ Díaz, al que no consiguió desquiciar.

Salomão: 3. El portugués salió con un marcador muy amplio e intentó desbordar a su rival en la banda izquierda. Manquillo conoció la velocidad del joven extremo.

André Santos: s.c. Sin tiempo a nada más que a observar el desenlace de cómo un tigre se come a su presa.

Bodipo: s.c. Única alternativa en punta para José Luis Oltra en el banquillo del Vicente Calderón.

EL MEJOR:

Abel Aguilar 3. El más destacado del partido para el Deportivo. El colombiano, sabiendo que su país estaría pendiente del encuentro por su compatriota Radamel, hizo un derroche de esfuerzo a pesar de jugar muchos minutos con el tobillo tocado.

LAS CLAVES:

El 2-0. Unos minutos después del tanto de Diego Costa que abrió el marcador, Riki le puso un balón de oro a Valerón que estrelló en el palo el canario. Sin que salga el esférico del campo, en la jugada posterior, el Atlético mata al Dépor a la contra.

Falcao. El ariete sudamericano se dio un festín a costa del Deportivo. Cinco goles que lo dejan en lo más alto. El quizás mejor delantero centro del mundo se merendó a los centrales Pablo Insua y Roderick, que parecieron infantiles a su lado.

LO MEJOR:

Cambio radical. Quizás este 6-0 era necesario para que Oltra, ya cuestionado, intente una revolución en el decisivo choque del lunes frente al Valladolid. El 4-2-3-1 no funciona, ciertos futbolistas juegan por decreto y parece no existir alternativa en el banquillo.

LO PEOR:

Imagen deplorable. La imagen que dejó este Deportivo escoció mucho a los aficionados blanquiazules, sobre todo a aquellos que viajaron hasta Madrid para ver el esperpéntico partido de su equipo.

Sensaciones. Si la imagen fue muy mala, las sensaciones que dejaron los protagonistas son peores. Falta actitud, aptitud y compromiso.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.