Fernando Vázquez: “É unha final”

59

Máis prudente do normal, o técnico galego pediu calma a un entorno entusiasmado coas últimas victorias. Confía na recuperación de Manuel Pablo e Pizzi pra “sair a buscar ao Zaragoza e marcar nós o primeiro gol”

Martín Castiñeira – Daniel Méndez | A Coruña

O Deportivo tiña previsto adestrar hoxe en Riazor pero finalmente fíxoo no ximnasio Zona Fit debido a que “o campo estaba moi brando”, según informou en rolda de prensa un Vázquez que non quere “estropealo para o sábado”. “O partido vaino aguantar, non é preocupante”, puntualizou o técnico galego.

O de Castrofeito arrancou a comparecencia ante os medios facendo un chamamento á calma. “O momento é para desfrutar por ter gañados dous partidos seguidos, pero hai que ter o pés no chan, pensar que somos os colistas e que temos que seguir gañando encontros”. Nesta líña, insistiu en que “agora temos un pouco de tranquilidade, estamos máis preto pero non nos imos relaxar. Ás veces cando estás tan preto é cando afrouxas”.

Vázquez referiuse tamén a unha afección que se volveu a ilusionar coa permanencia tralas dúas últimas victorias. “Se lle tivese algo que dicir sería que veñan preparados porque vai ser un encontro de sufrimento. Queremos que enchan o campo e que estén connosco”. Ao mesmo tempo e cuestionado sobre o que lle parece que a afección vaia a apoiar ó equipo á porta do hotel de concentración, asegurou que “o equipo debería estar tranquilo e calmado”.

Tildou ó Zaragoza de “exemplo ó que imitar” recordando o que fixeron os maños a pasada campaña, aínda que pouco máis quixo dicir dun rival do que non acostuma a falar nin no vestiario. “Eu falo moi pouco do rival, o que quero é que o meu equipo mellore. O máis probable é que saiamos a polo Zaragoza. Que nos lancemos a buscar o gol antes que o rival. Pero non sei o que vai a facer o Zaragoza nin me importa, porque o importante é o que fagamos nós”, explicou ao tempo que matizaba que, pese a todo, “entre hoxe e mañá estudiarémolo un pouco máis porque o partido aínda está por decidir, por determinar e por planificar”.

De maneira metafórica, Vázquez afirmou que o equipo estaba despegando. “Saímos da UCI, xa non estamos na UCI. Estamos en planta, nos han quitado aa máquina de respiración asistida e xa respiramos solós. Seguimos sendo o último ciclista do pelotón, estamos a roda e só hay que adiantar a tres. A nivel anímico, de corazón e de pulmones estamos ben”, indicó.

Neste tocante, Manuel Pablo e Pizzi, que arrastraron molestias ao longo da semana, si que adestraron hoxe sobre o céspede de Riazor co readaptador Pablo López. Aseguraba Vázquez que son “optimistas” e que “verémolo mañán, pero conto con eles”.

Outro nome propio da rolda de prensa foi Diogo Salomão, sobre o que o técnico dixo que “está preparado e está agardando a súa oportunidade”. Maila todo, “ás veces non sempre pos aos xogadores que máis che gustan e si ós máis adecuados”, puntualizou.


Fernando Vázquez: “Es una final”

Más prudente de lo normal, el técnico gallego pidió calma a un entorno entusiasmado con las últimas victorias. Confía en la recuperación de Manuel Pablo y Pizzi para “salir a buscar al Zaragoza y marcar nosotros el primer gol”.

El Deportivo tenía previsto entrenarse hoy en Riazor, pero finalmente lo hizo en el gimnasio Zona Fit, debido a que “el campo estaba muy blando” según informó un Fernando Vázquez que no quiere “estropearlo para el sábado”. “El partido lo va a aguantar, no es preocupante”, puntualizó el técnico gallego.

El de Castrofeito arrancó su rueda de prensa haciendo un llamamiento a la calma.“Es un momento para disfrutar por haber ganado dos partidos seguidos pero hay que tener los pies en el suelo y pensar que somos últimos y que tenemos que seguir ganando partidos”. En esta línea, insistió en que “ahora tenemos un poco de tranquilidad, estamos más cerca y no nos vamos a relajar. A veces cuando estás cerca es cuando aflojas”.

Vázquez se refirió también a una afición que se ha vuelto a ilusionar con la permanencia tras las dos últimas victorias. “Si le tuviese que decir algo sería que vengan preparados porque va a ser un partido de sufrimiento. Queremos que llenen el campo y que estén con nosotros.” Al mismo tiempo, preguntado sobre qué le parecen iniciativas como la de que la afición vaya a apoyar al equipo a la puerta del hotel de concentración, aseguró que “el equipo debería estar tranquilo y calmado”.

Tildó al Zaragoza de “ejemplo al que imitar”, recordando lo que hicieron los maños la pasada temporada, aunque poco más quiso hablar más de un rival del que no suele profundizar ni el vestuario. “Yo hablo muy poco del rival, lo que quiero es que mi equipo mejore. Lo más probable es que salgamos a por el Zaragoza. Que nos lancemos a buscar el gol antes que el rival. Pero no sé lo que va a hacer el Zaragoza ni me importa, porque lo importante es lo que hagamos nosotros”, explicó al tiempo que matizaba que, pese a todo, “entre hoy y mañana lo estudiaremos un poco más porque el partido todavía está por decidir, por determinar y por planificar”.

De manera metafórica, Vázquez afirmó que el equipo estaba despegando. “Salimos de la UCI, ya no estamos en la UCI. Estamos en planta, nos han quitado la máquina de respiración asistida y ya respiramos solos. Seguimos siendo el último ciclista del pelotón, estamos a rueda y solo hay que adelantar a tres. A nivel anímico, de corazón y de pulmones estamos bien”, indicó.

Por su parte, Manuel Pablo y Pizzi, que arrastraron molestias durante la semana, sí se entrenaron hoy sobre el césped de Riazor con el readaptador Pablo López. Aseguraba Vázquez que son “optimistas” con su participación, y que “mañana lo veremos, pero cuento con ellos”.

Otro nombre propio de la rueda de prensa fue Diogo Salomão, sobre el que el técnico dijo que “está preparado y está esperando su oportunidad”. Pese a todo, “a veces no siempre pones a los que más te gustan y sí a los más adecuados”, puntualizó.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.