Galicia non decepciona

31

Galicia levaba oito anos esperando un día así, e para nada decepcionou. Riazor foi o escenario dun partido moi especial no que ‘Os Pinos’ volveu soar en todo o seu esplendor dentro dun campo de fútbol. Tampouco decepcionaron os homes de Fran González e Míchel Salgado, que malia adiantarse no marcador grazas a Iago Aspas viron como Venezuela empataba o encontro no último suspiro.

Os galegos, sabedores da súa calidade, procuraron instaurar desde o primeiro minuto un xogo combinativo aproveitando o talento do seu medio campo e os seus atacantes. Jota, Iago Aspas, Lucas Pérez e Denis Suárez encargáronse de poñer o espectáculo ante un estadio con gañas de disfrutar, que coreaba cada achegamento ao área case coma se un gol fora. Peleteiro foi o primeiro en desmelenarse, ofrecendo moita verticalidade desde a súa banda esquerda, mentres a selección venezolana confiaba as súas posibilidades ao habilidoso Otero. Sería él o encargado de botar unha falta que desviou moi ben Sergio Álvarez, na que foi única ocasión perigosa dos vinotinto no primeiro acto.

E é que foi Galicia quen levou o timón na ampla maioría da primeira parte. Tras Jota, foi o coruñés Lucas Pérez o que decidiu aproveitar a súa velocidade para intentar varias arrancadas ao área. Os de Fran e Salgado optaron pola combinación, ofrecendo a Riazor moitas series de pases nunha baldosa entre Denis Suárez, Aspas e compañía. O perigo xerado era evidente nunha selección que, como o público, estaba gozando do encontro. Foi no minuto 36 cando Iago Aspas logrou bater a meta de Faríñez despois de que o arquero visitante desviara aos pés do celtista un disparo de Jota. A selección galega conseguira que Riazor e o seu público cantasen un gol do dianteiro de Moaña.

Os minutos iniciais da segunda parte foron unha imitación da primeira metade. Galicia continuou coa súa proposta de fútbol mentres comezaba o carrusel de cambios (Mariño, Juan Domínguez e Joselu substituíron a Sergio, Fran Rico e Jota nada máis volver ao campo), aínda que o ritmo foi algo máis irregular. De todas as maneiras continuaron os achegamentos ás áreas, aínda que máis á de Faríñez que á de Diego Mariño: un intento de gol olímpico de Lucas Pérez, disparos tímidos da Vinotinto… Todo iso mentres Riazor facía a ola e seguía gozando da súa festa particular.

Fran e Míchel aproveitaron o segundo acto para seguir dando oportunidades á súa xente de banquiño: Diego Alende e Pape Cheikh, este con ovación, foron os seguintes cambios dos seleccionadores mentres Lucas Pérez facía todo o posible por lograr o seu gol. De feito conseguiuno driblando moi ben a Faríñez, pero o xuíz de liña o anularía por estar en fóra de xogo no momento no que Iago Aspas executaba o pase. Só un tanto no tempo de desconto de Martínez privou ao coliseo do Deportivo, hoxe de Galicia, dunha vitoria que redondease a festa das gradas.

Galicia no decepciona

Galicia llevaba ocho años esperando un día así, y para nada decepcionó. Riazor fue el escenario de un partido muy especial en el que Os Pinos volvió a sonar en todo su esplendor dentro de un campo de fútbol. Tampoco decepcionaron los hombres de Fran González y Míchel Salgado, que a pesar de adelantarse en el marcador gracias a Iago Aspas vieron cómo Venezuela empataba el encuentro en el último suspiro.

Los gallegos, sabedores de su calidad, procuraron instaurar desde el primer minuto un juego combinativo aprovechando el talento de su medio campo y sus atacantes. Jota, Iago Aspas, Lucas Pérez y Denis Suárez se encargaron de poner el espectáculo ante un estadio en su salsa, que coreaba cada acercamiento al área casi como de si un gol se tratara. Peleteiro fue el primero en desmelenarse, ofreciendo mucha verticalidad desde su banda izquierda, mientras la selección venezolana confiaba sus posibilidades al habilidoso Otero. Fue él el encargado de botar una falta que desvió muy bien Sergio Álvarez, en la que fue única ocasión peligrosa de los vinotinto en el primer acto.

Y es que fue Galicia quien llevó el timón en la amplia mayoría de la primera parte. Tras Jota, fue el coruñés Lucas Pérez el que decidió aprovechar su velocidad para intentar varias arrancadas al área. De todas maneras los de Fran y Salgado optaron por la combinación, ofreciendo a Riazor muchas series de pases de una baldosa entre Denis Suárez, Aspas y compañía. El peligro generado era evidente en una selección que, como el público, estaba disfrutando del encuentro. Fue en el minuto 36 cuando Iago Aspas logró batir la meta de Faríñez después de que el arquero visitante desviara a los pies del celtista un disparo de Jota. La selección gallega había conseguido que Riazor y su público cantaran un gol del delantero de Moaña.

Los minutos iniciales de la segunda parte fueron una imitación de la primera mitad. Galicia continuó con su propuesta de fútbol mientras comenzaba el carrusel de cambios (Mariño, Juan Domínguez y Joselu sustituyeron a Sergio, Fran Rico y Jota nada más volver al campo), aunque el ritmo fue algo más irregular. De todas maneras continuaron los acercamientos a las áreas, aunque más a la de Faríñez que a la de Diego Mariño: un intento de gol olímpico de Lucas Pérez, disparos tímidos de los de la Vinotinto… Todo ello mientras Riazor hacía la ola y seguía disfrutando de su fiesta particular.

Fran y Míchel aprovecharon el segundo acto para seguir dando oportunidades a su gente de banquillo: Diego Alende y Pape Cheikh, este con ovación, fueron los siguientes cambios de los seleccionadores mientras Lucas Pérez hacía todo lo posible por lograr su gol. De hecho lo consiguió driblando muy bien a Faríñez, pero el juez de línea lo anuló por estar en fuera de juego en el momento en el que Iago Aspas ejecutaba el pase. Solo un tanto en el tiempo de descuento de Martínez privó al coliseo del Deportivo, hoy de Galicia, de una victoria que redondeara la fiesta de las gradas.

Ficha técnica

Galicia: Sergio Álvarez; Angeliño, Álex Bergantiños, Jonny, Hugo Mallo; Pedro Mosquera, Fran Rico, Denis Suárez, Jota Peleteiro; Iago Aspas, Lucas Pérez. También jugaron Diego Mariño, Juan Domínguez, Joselu, Diego Alende y Pape Cheikh.

Venezuela: Faríñez, Ángel, Villanueva, Flores, Jeffrén Suárez, Otero, Chancellor, Martínez, Santos, García, Carlos Suárez. También jugaron Kouffati, Figuera, Benítez, Velázquez, Ponce y Yangel Herrera.

Goles: 1-0 (min. 36, Iago Aspas), 1-1 (min. 92, Martínez).

Árbitro: Iglesias Villanueva. Mostró tarjeta amarilla al venezolano Figuera.

Incidencias: Partido amistoso disputado entre las selecciones de Galicia y Venezuela en el Estadio de Riazor, ante 18.000 espectadores.

Sobre el Autor

Tío majo del 94 al que le gusta crecer día a día. El Dépor es mi vida y por eso se la dedico. Estudiante de Comunicación Audiovisual y antiguo responsable de Dépor Vavel, donde di mis primeros coletazos en este mundillo. Además, también he colaborado en otros proyectos digitales.