Golpe sobre la mesa

242

Un gol de penalti de Guardado al borde del descanso abrió el camino para que un gran Deportivo se impusiese con claridad a un rival directo como es el Almería (3-1).

Deportivo y Almería se enfrentaban con los puestos de ascenso directo en el punto de mira. Los coruñeses se encontraban antes de comenzar el partido a tres puntos de su rival de hoy y del Valladolid, por lo que una victoria local supondría un gran empujón hacia el objetivo. Por su parte, los de Lúcas Alcaraz venían con el claro objetivo de sacar algo positivo, aunque un punto parecía suficiente botín visto lo visto desde el pitido inicial.

Y es que la primera parte solo tuvo un dominador, un Deportivo que realizó uno de los mejores primeros 45 minutos desde hace mucho tiempo. Con una gran circulación de balón en el centro del campo y sobre todo mucha paciencia, la defensa del Almería se atrincheraba como podía en el borde del área. Eso sí, los almerienses defendiendo no son mancos, y la mayoría de los ataques acababan sin que hubiese realmente peligro.

Al más puro estilo Hércules, el primer acercamiento peligroso fue para los rojiblancos, con un cabezazo de Ulloa que Aranzubia resolvió magistralmente. Los 12 córners sacados en ese tiempo por el Dépor solo sirvieron para que Esteban despejase un remate de Colotto, pero curiosamente, al número 13, y ya en el descuento, el argentino fue objeto de un claro penalti y Guardado lo aprovechó para poner con ventaja a los herculinos justo sobre la bocina.

El gol obligaba al Almería a dejar de especular, algo a lo que no está acostumbrado. Tanto fue así, que a los tres minutos de la reanudación y ya con más espacios, el Deportivo abrió hueco en el marcador. En una jugada peleada por Lassad, el balón le llegó a Álex que sirvió una gran asistencia para Juan Domínguez, y éste a la media vuelta enganchó un gran disparo cruzado que supuso el 2-0.

El Almería se volcó y eso ante el Dépor es un suicidio. Otra vez con espacios, Bruno Gama forzó un penalti por manos de Dani Bautista y Lassad marcó el tercero que sentenciaba el partido. El gol del tunecino fue demasiado para los de Alcaraz, que se lanzaron al ataque sin ideas mientras los coruñeses empezaron a conservar el resultado pensando ya en el trascendental choque de la próxima semana en Valladolid. El gol final de Ulloa, una anécdota, pero que provoca que nuevamente los de Oltra terminen sin la portería a cero.

Bronca Oltra-Zé Castro

La nota negativa la puso la monumental bronca de Oltra a Zé Castro. El valenciano sustituyó al portugués en un cambio poco entendible, ya que entró Manuel Pablo como central izquierdo. La cosa venía de atrás, porque minutos antes Oltra ya le había dedicado unas palabras a voz en grito corrigiéndole alguna actuación. En el momento de la sustitución, Zé salió por la portería en vez de por la banda y con un feo gesto, algo que cabreó todavía más al técnico, que incluso tuvo que ser agarrado por Franganillo para que la situación no fuese a mayores.

Ficha del partido:

Deportivo: Aranzubia; Laure, Colotto, Zé Castro (Manuel Pablo, min.76), Ayoze; Álex Bergantiños, Juan Domínguez, Guardado, Valerón, Bruno Gama (Salomão, min.66); Lassad (Bodipo, min.82).

Almería: Esteban; Míchel, Carlos García, Jakobsen (Aarón, min.80), Dani Bautista; Bernardello, Verza (Corona, min.50); Rafita (Goitom, min.50), Soriano, Aleix Vidal y Ulloa.

Goles: 1-0 Guardado (p.), min.45; 2-0 Juan Domínguez, min.48; 3-0 Lassad (p.), min.57; 3-1 Ulloa, min.89.

Árbitro: Valdés Aller (Colegio Castellano-Leonés). Amonestó con tarjeta amarilla a Lassad, Ayoze y Álex Bergantiños por el Deportivo y a Esteban, Verza, Dani Bautista, Ulloa, Jakobsen, Goitom y Carlos García por el Almería.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número 15 de la Liga Adelante disputado en el estadio de Riazor ante unos 22.000 espectadores.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.