La clasificación, el clavo ardiendo al que se agarra el Dépor

116

El Deportivo marcha veloz hacia el abismo y lejos de intentar frenar, da la sensación de que el equipo no hace más que pisar el acelerador camino del desastre. Cambios de entrenador, peleas entre jugadores, falta de actitud, crisis institucional en la parcela deportiva… todo ello, con la guinda de actuaciones lamentables como las del Bernabéu, impiden ser demasiado optimista con el futuro inmediato del club. Hay algo de luz, sin embargo, y es que, a pesar de los continuos intentos, el equipo no está ni mucho menos descolgado de la pelea por la permanencia.

Porque las sensaciones son malas y la dinámica peor, cierto, pero si se echa un ojo a los números, a la tabla clasificatoria, el Depor y el deportivismo puede encontrar el clavo ardiendo al que agarrarse. Y sin tardar demasiado en cambiar el rumbo, ya que este sábado el equipo tendrá una gran oportunidad para demostrar si todavía le queda algo de vida o si deambulará moribundo hasta el final de temporada.

Como era de esperar, el infernal calendario que comenzó ya en diciembre con la visita al Sánchez Pijzúan ha dado con el conjunto blanquiazul en descenso. La clasificación se ha partido y algunos rivales directos, como el Alavés, han reaccionado. Pero el escenario no es, ni mucho menos, el peor que se podía esperar viendo que el Dépor ha sumado únicamente 4 puntos de los últimos 21.

Los de Cristóbal reciben esta jornada al Levante, con dos puntos más y marcando la zona de permanencia. El partido es dramático para ambos. Una victoria le serviría a los coruñeses para salir de los puestos de descenso. No resolvería el gran número de problemas del equipo, pero al menos le daría oxígeno para empezar a averiguar cómo hacerlo sin la presión de la zona roja. Algo que ahora mismo se antoja imprescindible.

Luisinho y Cartabia celebran un gol contra el Alavés

Dos pájaros de un tiro

Ese triunfo que curaría parte de las heridas abiertas en el último mes, podría tener incluso otro premio indirecto. Porque el mismo calendario que le ha dado la espalda recientemente, posiblemente lo ponga en disposición de, además de adelantar al Levante, darle caza al Alavés, ahora mismo con tres puntos más. El conjunto vitoriano ha mejorado en los últimos encuentros, pero este domingo visita el Camp Nou. Es cierto que el año pasado venció allí, pero si el guión se cumple y el Barça mantiene su nivel como local, la lógica dice que, ganando, el Dépor podría despertarse el lunes fuera del descenso y empatado a puntos con el 16º clasificado. Una buena piedra para comenzar la reconstrucción.

Sobre el Autor