La final del Pisuerga

228

El Deportivo se juega media permanencia frente a un Valladolid que quiere sellar su plaza en Primera. Los gallegos solo han ganado cinco veces en Zorrilla en toda su historia. Tan solo dos de ellas en Primera.

Suenan tambores de guerra y huele a pólvora fresca a la orilla de un Pisuerga que esta tarde vivirá un partido de los llamados a ser recordados en la historia del deportivismo. La brecha abierta en Zorrilla en la semifinal copera del 89 pretende hoy cerrarse con tres puntos de sutura que acerquen a los gallegos a un sueño que por aquél entonces se truncó en “rabia e impotencia”, que diría Arsenio Iglesias.

No es el mejor escenario, eso sí, para un Deportivo al que se le atraganta especialmente el estadio vallisoletano. Cinco victorias en 40 visitas son el pobre bagaje de un equipo al que tan solo Javier Irureta hizo conquistar el José Zorrilla en Primera División en dos ocasiones; ambas por la mínima (0-1).

El Valladolid de hoy es el segundo peor equipo del último mes y medio de competición (5 puntos), pero mantiene firme un estadio convertido en fortaleza en el que solo han perdido cinco batallas; cuatro de ellas frente a Real Madrid, Barcelona, Valencia, Atlético de Madrid y Betis. Esta tarde les valdría un empate para certificar una permanencia que tienen en el bolsillo.

De empates ha vivido el Deportivo tras las cuatro victorias de la resurrección y han vuelto a caer en puestos de descenso. A los pupilos de Vázquez ya solo le basta sumar de tres en tres y el de Castrofeito se despojó de todas las ataduras mediáticas tildando de “final”, de “batalla” y de “sufrimiento” una cita que finalmente solo se perderán Marchena, Salomao y Abel Aguilar. El técnico gallego arengó con ciertos tintes de épica una previa marcada por una afición que harás más azul que nunca el violeta del José Zorrilla.

Se estima que unos 4.000 hinchas deportivistas desembarquen esta tarde en Valladolid en un desplazamiento que tiende puentes en la historia con la última visita al Molinón. Aquello sucedió también en una jornada 35 del mes de mayo, 3.500 aficionados inundaron la ciudad del Principado y el Deportivo se jugaba media vida en 90 minutos de un cronómetro que también comenzó a correr a las 18 horas.

Por entonces, Estradas Fernández se convirtió en el nefasto protagonista del partido al igual que Soriano Aladrén lo hizo en la semifinal de 1989. Astiado del pasado, hoy el deportivismo busca y necesita a un héroe de la casa.

La clave: “El que primero marque tendrá mucho hecho”, decía Vázquez en la previa. El gallego presume un partido “duro, táctico y aguerrido” en el que la precisión de los artilleros determinará el resultado final.

Ojo a: Las bandas del Valladolid. Los costados han sido una de las grandes debilidades del Deportivo esta temporada. Pizzi y Gama tendrán que vigilar muy de cerca las incorporaciones de Balenziaga y Rukavina.

El dato: Vuelve la pareja-gol al Deportivo. Pizzi y Riki suman 22 de los 44 tantos de los coruñeses. El portugués es, además, el mejor asistente del goleador madrileño por delante de Valerón.

Alineaciones probables:

Valladolid: Jaime; Rukavina, Marc Valiente, Jesús Rueda, Balenziaga; Ebert, Álvaro Rubio, Víctor Pérez, Larsson; Óscar y Javi Guerra.

Deportivo: Aranzubia; Manuel Pablo, Aythami, Zé Castro, Sílvio; Bruno Gama, Bergantiños, Juan Domínguez, Pizzi; Valerón y Riki.

Árbitro: Mateu Lahoz

Estadio: José Zorrilla

Hora: 18.00

TV: Gol T / Canal+ Liga

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.