La rebelión de la zona baja

63

Sorprendente fin de semana en el que los cuatro últimos clasificados de Segunda División ganan sus partidos y evitan que la parte alta amplíe diferencias en la tabla.

Curiosa jornada en una Liga Adelante en la que los goles del exherculino Aythami en propia meta y Lucas permitieron al Castilla ampliar su buena racha a costa de la UD Las Palmas. Los amarillos se distancian de un liderato que todavía sigue ocupando el Deportivo, a pesar de caer por 2-1 frente al Eibar, con un tanto de Luis y dos de Arruabarrena respectivamente. El segundo clasificado, el Recreativo de Huelva, tampoco pudo aprovechar la efectividad de Linares y finalizó 1-1 en casa del Girona debido a la igualada de Moisés Hurtado.

En cuanto a las otras dos plantillas recién descendidas, un tanto de Gato fue suficiente para que el Sabadell doblegase al Zaragoza. El Mallorca, por su parte, cedió un 2-1 contra el Jaén por culpa de Juanma Espinosa e Ismael Jerez, que inutilizaron el posterior acierto de Alejandro Alfaro para los pupilos de José Luis Oltra. En cambio, más suerte corrió el Córdoba, que superó por la mínima al Tenerife tras aprovechar el acierto de Abel Gómez.

Posiblemente, el gran beneficiado de la jornada sea el Sporting de Gijón, ahora tercero; Scepovic en dos ocasiones y Lekic ajusticiaron a un Mirandés al que de nada sirvieron las conversiones de Iván Agustín y Jorge Docal. Los blanquirrojos están en zona de playoff, al igual que un Murcia que remontó la diana de Dongou para el Barcelona B por medio de Kike, Malonga y Saúl Berjón. También en la parte noble se cuela el Numancia, que derrotó a la Ponferradina por 2-0 gracias al buen hacer de Sergio Enrich y el incombustible Natalio.

Además, Portillo y el israelí Gai Assulin regalaron los tres puntos a la afición del Hércules durante su visita al feudo del Alcorcón. Por último, el Lugo se llevó otro palo, esta vez con la firma del Alavés; Sandaza por parte gallega y Toti y Óscar Serrano para el combinado vasco fueron los autores.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.