Lendoiro no estará en el palco ante el Córdoba: “No me gustaron las declaraciones de la Junta”

0

Augusto César Lendoiro, expresidente del Deportivo, estuvo en Deportes COPE Coruña para analizar la Junta Extraordinaria tras la que Paco Zas se convirtió en el nuevo presidente relevando a Tino Fernández. De hecho, estos dos últimos tuvieron palabras para Lendoiro en sus discursos. Como él mismo reconoce, la Junta le dejó “con una sensación de tristeza”.

En la citada entrevista, Lendoiro apuntó que “mi sensación es de bastante tristeza. La verdad es que era un momento importante para la historia del club porque después de 25 años largos que habíamos estado nosotros, había estado Constantino Fernández estos cinco años, voluntariamente deja la presidencia y después había un compás de espera para ver qué es lo que quería realmente el deportivismo. Pero al final te queda un poco esa sensación triste porque el deportivismo en el fondo no pudo o no quiso o no le dieron tiempo para hablar. No sé exactamente cuál es la circunstancia”.

También analizó las frases en las que citaron su mandato. Paco Zas, por ejemplo, habló de una “mochila de 160” millones a la que tuvo que hacer frente Tino Fernández. “Lo de los 160 millones de deuda no es verdad en absoluto. Primero porque nosotros teníamos grandes diferencias con los administradores concursales. En la famosa deuda no se incorporaba ni la deuda que tenía el propio Mediapro con nosotros, la deuda de Santa Mónica, la que tenía el Racing de Santander, Las Palmas, el Zaragoza con nosotros, infinidad de deudas que existían. Calculo que andaría por los cien millones”.

Tras regresar al palco por invitación de Tino Fernández, apuntó que de momento no volverá al no haberle gustado las declaraciones en la Junta Extraordinaria. “No me gustaron las declaraciones que hubo e inicialmente no pienso estar en el palco de Riazor. Cuando vas al palco, con toda tu buena voluntad y resulta que te despide el inquilino del palco… Cuando lo único que se puede tratar ahora es de aunar las fuerzas”.

Augusto tiene claro el momento en el que se produjo la ruptura social en el Deportivo. “La marca maldita y el caso Jimmy, que eso fue lo que dividió al deportivismo, que es lo único en lo que no debemos dividirnos. Podemos estar de acuerdo más o menos en los sistemas, lo que no puede el Deportivo es bajar en esa exigencia que tienes con la afición. La afición y de forma especial, con todos sus defectos que como todos los tienen, los Riazor Blues son fundamentales y hay que buscar fórmulas para controlar por un lado que no se te vayan los temas de la mano y por otro que se consiga la unión del deportivismo”.

Por último, Lendoiro sí apuesta por un presidente y Consejo profesional. “Se tienen que dar cuenta de que otro de los temas que hay que volver a reconsiderar, ahora que yo ya no estoy, es que no puede estar el Consejo de Administración gratuitamente y gestionar un presupuesto de 40, 50, 60 o 70 millones de euros o más. Eso hay que pagarlo y, si tienes dinero para pagarlo, no tiene por qué ser una persona que sea millonaria el presidente del Deportivo. El presidente del Deportivo tiene que ser una persona a la que le guste el fútbol, que entienda de fútbol”.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.