Messi y Falcao agotan los adjetivos

107

El argentino bate el récord de goles en un año de Torpedo Müller, mientras que el ariete colombiano le endosa al Deportivo cinco tantos, la primera vez que alguien lo logra en Liga desde Fernando Morientes.

Parecía que la espiral competitiva entre Messi y Cristiano Ronaldo iba a seguir acaparando portadas en exclusiva hasta que Radamel Falcao se coló en la fiesta. Junto al tanto inicial de Diego Costa, él solo desarboló el choque entre Atlético de MadridDeportivo con cinco dianas para la leyenda a Aranzubia. Como si de celos se tratase, poco después Messi anotó un doblete para robarle al protagonismo al convertirse en el jugador que más goles ha marcado en un año físico; gracias al argentino, el Barcelona mantiene el liderato al vencer 1-2 a un Betis al que de poco sirvió el posterior tanto de Rubén Castro.

Tercero continúa el Real Madrid, que sufrió lo suyo para derrotar por 2-3 al Valladolid; Manucho se articulaba como héroe local hasta que aparecieron Benzema y Özil por partida doble para darle la vuelta a la contienda. Quien retorna a los puestos de Champions es el Málaga de Pellegrini, que pasó por encima del Granada con un claro 4-0, con Joaquín, Saviola, Camacho y Santa Cruz batiendo a Toño. Mismo resultado el que vivieron los espectadores del LevanteMallorca, en donde tampoco hubo historia debido a la efectividad de Martins, David Navarro, Rubén García e Iborra. Por la mínima y con más dificultades superó el Athletic de Bilbao al Celta para coger un poco de aire con el tanto de Aduriz.

Las dos únicas igualadas se produjeron en el tiempo de descuento. La primera de ellas midió a Real Sociedad y Getafe para el 1-1 final; Lafita vio puerta en el 86, pero cinco minutos más tarde Carlos Martínez empató a la desesperada. Por su parte, Espanyol y Sevilla sellaron un 2-2 en un partido loco en el que pudo ganar cualquiera de los dos; el exdeportivista Joan Verdú y Simão alegraron a la hinchada local, pero Rakitic y Negredo, ya fuera del periodo reglamentario, aguaron la fiesta.

En otro orden, Ernesto Valverde volvió a la que había sido su casa durante muchos años para cumplir el dicho de “entrenador nuevo, victoria segura”. Gracias a ello, el Valencia obtuvo su primer triunfo del curso a domicilio gracias a un solitario gol de Soldado en la segunda mitad en el feudo del Osasuna. Por último, cerró la jornada el Rayo VallecanoZaragoza, con Zuculini y Apoño guardando los tres puntos en la mochila maña.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.