Nuevo capítulo del “caso Canales”

82

La entidad presidida por Augusto César Lendoiro impugnó ante los juzgados la lista de acreedores del Racing de Santander, al considerar insuficiente la cantidad que le corresponde por el traspaso del centrocampista al Real Madrid.

Nueva vuelta de tuerca en la disputa que el Deportivo y el Racing de Santander mantienen sobre qué cantidad del traspaso de Canales al Real Madrid le corresponde cobrar al equipo gallego. Según informa El Diario Montañes, el Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Santander ha admitido a trámite un incidente concursal presentado por el club coruñés en el que el Dépor solicita impugnar la lista de acreedores y el inventario de los bienes del club cántabro al entender que excluye parte del crédito a su favor sobre el fichaje del canterano por el club blanco. En concreto, la asesoría jurídica deportivista reclama a su favor casi más de dos millones de euros en concepto de traspasos e intereses que la lista impugnada no contempla.

El Racing y el Real Madrid llegaron a un acuerdo en febrero del 2010 para traspasar a Sergio Canales al conjunto merengue. La cifra del fichaje se estipuló en 5,5 millones de euros, de los cuales el Deportivo debía percibir el 50% en virtud del acuerdo firmado con la entidad cántabra sobre el intercambio de varios jugadores en el año 2006. Sin embargo, de acuerdo con la documentación que los asesores deportivistas han entregado al juez, el club presidido por Florentino Pérez pagó al Racing casi un millón más de lo acordado “por incorporación anticipada”. Por lo tanto, el Dépor estima que debería haber percibido una cifra de 2,7 millones de euros, más el 18% del IVA -495.000 euros- que sumarían una cantidad total de 3,2 millones. Sin embargo, el Racing sólo pagó al equipo gallego 1,4 millones, lo que ellos consideran justo.

Un acuerdo que data de 2006

En agosto del año 2006 el Santander y el Deportivo firmaron un contrato en el que cerraban el traspaso de Munitis a la entidad cántabra a cambio del portero israelí Dudú Aouate y el centrocampista Antonio Tomás. Ese acuerdo incluía una cláusula por la que el equipo gallego percibiría el 50% del traspaso del importe del jugador con más proyección de la cantera racinguista, Sergio Canales, de tan sólo 16 años de edad. Cuatro años después y tras un fulgurante inicio de Liga, coronado con un espectacular partido ante el Sevilla, Canales llamó la atención del Real Madrid, que pagó más de 5 millones por su fichaje. El Deportivo reclama el 50% total de esa operación al entender que el Racing no ha cumplido su acuerdo.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.