París, siempre en el recuerdo de los deportivistas

1

Sin duda, París es uno de los destinos más apetecibles para cualquier viajero -y en particular, para los aficionados del Deportivo-. No solo lo es por todo lo que significa dar un relajante paseo por los Campos Elíseos, por el hecho de poder visitar la Torre Eiffel -uno de los símbolos más reconocibles de la ciudad-, o dar un romántico paseo a las orillas del Sena. 

Hay que remontarse al año 2000 para transportar al aficionado blanquiazul recuerde aquella mágica eliminatoria contra el PSG. En el partido de ida, concretamente en el Parque de los Príncipes, ambos conjuntos decidieron respetarse durante más de media hora. Hasta que Algerino, del PSG, superó a Molina con un tiro cruzado desde fuera del área. En la segunda parte, Jabo Irureta despertó a su equipo, y en algo más de cinco minutos entre Naybet y Turu Flores le habían dado la vuelta al partido. Makaay cerraría un encuentro que parecía sentenciar la eliminatoria.
 
Pero nada más lejos de la realidad. El PSG llegaría con hambre de venganza a Riazor, y de hecho conseguiría darle la vuelta a la eliminatoria en la primera parte. Pero tras el descanso se viviría otra noche histórica en A Coruña. Tres certeros cabezazos de Walter Pandiani empatarían el partido y Diego Tristán se encargaría de llevar el delirio a las gradas. Una eliminatoria para guardar siempre en el recuerdo, tan mágica como cualquier noche que podamos vivir en París.
 
Así es como desde Expedia España podemos elegir los mejores hoteles en París para pasar unos días de ensueño. Y hasta quién sabe, pasear cerca del Parque de los Príncipes donde todavía se recuerda aquella gesta del mejor Deportivo de la historia. Y para aquellos a los que el fútbol no les gusta, una ciudad como París ofrece muchísimas más opciones como puede ser el Moulin Rouge, el Museo del Louvre o el espectacular Arco del Triunfo.

Sobre el Autor