Quique Fornos, el niño de la Copa

63

Cuatro años después, la Copa del Rey se vuelve a cruzar en el camino de Quique Fornos. El central del Fabril ha sido citado por Cristóbal Parralo para el partido de vuelta de esta noche ante la UD Las Palmas (21:30h, Estadio Gran Canaria) y disfrutará así de su tercera convocatoria con el primer equipo del Deportivo. Curiosamente, todas ellas en Copa y para encontrar la anterior hay que remontarse hasta la temporada 2013-2014.

Con el Dépor en Segunda División, Fernando Vázquez en el banquillo y Fornos en su primer año de la categoría juvenil, el de As Pontes formó parte de la expedición que puso rumbo a Córdoba para disputar la primera ronda de la competición del KO. Con el ascenso como único objetivo, Vázquez reservó a sus hombres importantes, optó por un once repleto de canteranos (Seoane, Uxío, Juan Carlos, Bicho, Cañi, Teles y Luis Fernández) y movió también el banquillo dando entrada a los más jóvenes: Stefan Deák, Dani Iglesias y Quique Fornos.

El central, que saltó al césped en el 87 sustituyendo a Bicho y con 2-2 en el marcador, realizó así su debut con apenas 16 años y disputó un total de 33 minutos, en los que el Dépor se dedicó a resistir en la prórroga -se quedó con 10 por expulsión de Deák- para después ganar en los penaltis. En una tanda interminable que finalizó con un marcador de 12-13, Fornos se encargó de ejecutar y marcar uno de los lanzamientos.

En la siguiente ronda, en la que el Dépor viajaría de nuevo a Andalucía para enfrentarse al Real Jaén, Fornos también fue llamado pero vería la derrota (2-0) desde el banquillo y se quedaría sin participar. Sin embargo, Quique descubrió poco después como el fútbol iba menos rápido de lo que hasta entonces parecía y tuvo que regresar no solo al Fabril sino incluso al Juvenil A. Cuatro años más tarde, tras haber conseguido asentarse en el filial y ser clave en su ascenso a Segunda B, la oportunidad le llega de nuevo en la Copa del Rey.

Sobre el Autor