Riazor, capital do fútbol galego

156

Riazor lucirá un cheo absoluto para vivir, catro anos despois, o derbi galego. Oltra agocha as súas cartas e Herrera daralle galóns a Aspas.

Remata a conta atrás e A Coruña desborda pasións e ambiente de grandes citas polos catro costados. Tiveron que pasar catro anos e un dramático descenso a Segunda División para que Deportivo e Celta volvan a centrar as miradas do fútbol español nun duelo que afrontarán coas espadas ben en alto e máis afiadas ca nunca.

Riazor está a piques de colgar o cartel de ‘non hay billetes’ –quedaban menos de 100 entradas esta mañá- e a cidade herculina énchese de recordos, vellas feridas, piques históricos e, sobre todo, ganas de fútbol autóctono. Pouco importa xa en que categoría se dispute o encontro, a altura do campeonato na que estemos ou a boa ou mala racha de calqueira dos dous. Cando o balón bote a rodar, as ‘dúas Galicias’ miraranse de fronte e de novo a supremacía do fútbol do noso país porase en xogo, canto menos, durante 90 minutos.

Serán intensos e vertixinosos, marcados ao son dunha afección que trala metamorfose xestada no último ano vestirase de gala para a cita das citas. Agárdase o mesmo duns xogadores cuxo chip ha de cambiar e que xa comezou a accionarse tralos célebres comentarios de Iago Aspas. O de Moaña será titular e, ós seus 24 anos, cargará coa presión dunha afección e dun estadio abafantes.

Para evitar males maiores e abstraerse do ambiente, o Celta viaxou esta mañá dende Vigo e concentrouse despois de comer nun hotel das aforas da Coruña. Non será ata as 18.30 canto parta camino do estadio de Riazor; o mesmo no que venceu nas súas dúas últimas visitas.

Choque de cores, cifras e dinámicas

Quen é o favorito para o derbi desta noite? Subido á terceira plaza, o Celta busca a cuarta victoria consecutiva na Liga e faino co disfraz que mellor lle senta: o de visitante. Lonxe de Balaídos, os de Herrera só pincharon nunha ocasión. Trece puntos de 18 posibles, os mesmos que acadou o Deportivo sobre o céspede de Riazor. Os herculinos parten coa vitola de ser o segundo mellor conxunto como local da categoría, cunha media de dous goles a favor por encontró -12 en seis partidos, un menos que os celestes a domicilio-.

Cifras, cores, estadísticas e palabras que caerán en saco roto dende o primeiro segundo de partido. A partir de entón o devir da supremacía do fútbol galego quedará nos pes de 22 futbolistas e, sobre todo, na gorxa de 35 mil afeccionados que ademais de dar unha lección de paixón a todo o fútbol español, terana que dar a sí mesmos. Galicia merece un derbi e merece, máis ca nunca, unha festa do noso fútbol por todo o alto.

A clave: Unha festa e unha homenaxe á afección. Os xogadores do Deportivo deben demostrar a entrega e o compromiso que lles pide o seu público e estes non han de caer en extender o medo ou producir altercados nun día festivo.

O dato: López Acera crúzase de novo no camiño do Deportivo. O colexiado extremeño desquiciou aos herculinos na derrota de Alcorcón.

 

Ollo a: Iago Aspas. O de Moaña será o centro de todas as miradas e cargará coa presión do público tralas súas desafortunadas declaracións.

Alineacións probables:

Deportivo de La Coruña: Aranzubia; Laure, Aythami, Colotto, Ayoze; Saúl o Gama, Juan Domínguez, Bergantiños, Salomao; Valerón y Riki.

Celta de Vigo: Yoel; Oier, Jonathan Vila, Catalá, Roberto Lago; Álex López, Oubiña; Orellana, Bermejo, De Lucas; Iago Aspas.

Árbitro: López Acera (Colegio Extremeño)

Estadio: Riazor

Hora: 20.00

TV: C+

Riazor, capital del fútbol gallego

Riazor lucirá un asombroso lleno para vivir, cuatro años después, el derbi gallego. Oltra esconde sus cartas y Herrera le dará galones a Aspas.

Termina la cuenta atrás y A Coruña desborda pasiones y ambiente de las grandes citas por los cuatro costados. Han tenido que pasar cuatro años y un dramático descenso a Segunda División para que Deportivo y Celta vuelvan a centrar las miradas del fútbol español en un duelo que afrontan con las espadas bien en alto y más afiladas que nunca.

Riazor está a punto de colgar el cartel de ‘no hay billetes’ –quedaban menos de 100 entradas esta mañana- y la ciudad herculina se llena de recuerdos, viejas heridas, piques históricos y, sobre todo, ganas de fútbol autóctono. Poco importa ya en qué categoría se dispute el partido, la altura del campeonato o la buena o mala racha de cualquiera de los dos. Cuando el balón eche a rodar, las ‘dos Galicias’ se mirarán frente a frente y de nuevo la supremacía del fútbol de nuestro país se pondrá en juego, por lo menos, durante 90 minutos.

Serán intensos y vertiginosos, marcados al son de una hinchada que tras su metamorfosis del último año se vestirá de gala para la cita de las citas. Se espera lo mismo de unos jugadores cuyo chip ha de cambiar y que comenzó a accionarse tras los célebres comentarios de Iago Aspas. El de Moaña será titular y, a sus 24 años, cargará con la presión de una afición y de un estadio asfixiante.

Para evitar males mayores y abstraerse del ambiente, el Celta viajó esta mañana desde Vigo y se concentró después de comer en un hotel de las afueras de A Coruña. No será hasta las 18.30 cuando parta camino al estadio de Riazor; ese en el que venció en sus dos últimas visitas.

Choque de colores, cifras y dinámicas

¿Quién es el favorito para el derbi de esta noche? Aupado a la tercera plaza, el Celta busca su cuarta victoria consecutiva en Liga y lo hace con el disfraz que mejor le sienta: el de visitante. Lejos de Balaídos, los de Herrera solo han pinchado en una ocasión. Trece puntos de 18 posibles, los mismos que ha logrado el Deportivo sobre el césped de Riazor. Los herculinos parten con la vitola de ser el segundo mejor conjunto como local de la categoría, con un promedio de dos goles a favor por partido -12 tantos en seis encuentros, uno menos que los celestes a domicilio-.

Cifras, colores, estadísticas y palabras que caerán en saco roto desde el primer segundo de partido. Desde entonces el devenir de la supremacía del fútbol gallego quedará en los pies de 22 futbolistas y, sobre todo, en las gargantas de 35 mil aficionados que además de dar una lección de pasión a todo el fútbol español se la deben a sí mismos. Galicia se merece un derbi y se merece, sobre todo, una fiesta nuestro fútbol por todo lo alto.

La clave: Una fiesta y un homenaje a la afición. Los jugadores del Deportivo deben demostrar la entrega y el compromiso que les pide su público y éstos no han de caer en el miedo y los altercados en un día festivo.

El dato: López Acera se cruza de nuevo en el camino del Deportivo. El colegiado extremeño desquició a los herculinos en la derrota de Alcorcón.

Ojo a: Iago Aspas. El de Moaña será el centro de todas las miradas y cargará con la presión del público tras sus desafortunadas declaraciones.

Alineaciones probables:

Deportivo de La Coruña: Aranzubia; Laure, Aythami, Colotto, Ayoze; Saúl o Gama, Juan Domínguez, Bergantiños, Salomao; Valerón y Riki.

Celta de Vigo: Yoel; Oier, Jonathan Vila, Catalá, Roberto Lago; Álex López, Oubiña; Orellana, Bermejo, De Lucas; Iago Aspas.

Árbitro: López Acera (Colegio Extremeño)

Estadio: Riazor

Hora: 20.00

TV: C+

 

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.