Se marcha un hombre de área

182

Fallece en Madrid a los 89 años de edad Pahiño, mítico delantero de la década de los 50. Jugó -y en todos dejó huella- en el Deportivo, el Celta y el Real Madrid, además de llegar a ser internacional. Fue entrenador-jugador del Dépor en su última temporada como profesional.

El fútbol español y gallego se encuentra de luto. Esta noche falleció a los 89 años de edad Manuel Fernández Fernández, ‘Pahiño‘, mítico delantero pontevedrés de la década de los 50. Empezó su carrera deportiva en el Celta y acabó en el Deportivo, previo paso por el Real Madrid. Marcó 210 goles en 14 temporadas (278 partidos) en Primera División proclamándose Pichichi en dos ocasiones, una con el equipo vigués y otra con el merengue.

Pahiño dejó huella en cada lugar en el que estuvo. Primero en el Celta de Vigo, equipo que le formó y que le dio la oportunidad de debutar, donde se proclamó máximo artillero del campeonato y consiguió disputar una final de Copa que no pudo alzar. Gracias a sus dotes de goleador, llegó al Real Madrid donde permaneció cinco temporadas. Por último, jugó sus tres últimas campañas como profesional en el Deportivo. Llegó también a ser internacional en tres partidos con un promedio de un tanto por encuentro.

Jugador-entrenador del Deportivo

Uno de los datos curiosos que se pueden encontrar sobre Pahiño en las hemerotecas es que en su última temporada como deportivista se convirtió durante tres jornadas en entrenador al mismo tiempo que participaba en los partidos como jugador. Con 32 años y a la vez que era el máximo goleador de su equipo, se convirtió en el entrenador del Deportivo en la jornada 19. Tres jornadas más tarde, llegó como míster Ángel Zubieta. Derrota en casa por 0-7 contra el Barcelona, derrota a domicilio por 4-2 frente al Alavés (encuentro en el que marcó uno de los goles) y empate en casa contra el Valladolid. El banquillo no era su sino, su lugar era el área.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.