Todos los deberes para última hora

216

La Liga BBVA llega a su última jornada con solamente una cosa decidida: el título de campeón para el Barcelona. Todavía por cerrar la Champions League, la Europa League y, sobre todo, los tres puestos de descenso.

Se avistan en el horizonte cumbres borrascosas. La Primera División se despedirá el fin de semana que viene con una jornada no apta para cardíacos en la que prácticamente todo está por decidir. Lo más dramático seguramente esté por abajo, en la pugna por eludir un pozo hacia la categoría de plata al que pueden ir directos hasta cuatro equipos. Quien peor lo tiene es el Mallorca, que no pasó del empate a cero con el Atlético de Madrid. También cruda es la situación del Zaragoza, y más aún tras caer goleado ante el Betis por 4-0 por culpa de la eficacia de Rubén Castro, Jorge Molina y Pabón en dos ocasiones. Al borde de la salvación está ahora el Celta, que apura sus opciones después de llevarse los tres puntos de Valladolid gracias a Iago Aspas y Cabral.

Sin embargo, estos tres conjuntos anteriores están totalmente supeditados a lo que realice el Deportivo. Los coruñeses dependen de sí mismos a pesar de haber caído por 3-1 frente al Málaga; Saviola, Baptista e Isco dejaron en una ilusión efímera la diana herculina de Salomão. Con tantas oportunidades en el ambiente, Osasuna supo pescar en aguas turbulentas y materializó por fin la ansiada salvación al remontar su duelo con el Sevilla en la segunda mitad; Negredo adelantó a los hispalenses, pero el sempiterno Puñal y Cejudo voltearon el marcador para delicia de los suyos.

Por arriba, el Valencia pisó el acelerador hacia la cuarta plaza y con Soldado como cabeza visible superó por la mínima al Granada. La principal damnificada de este marcador fue la Real Sociedad, que no pudo pasar del 3-3 ante el Real Madrid; Higuaín, Callejón y Khedira vieron puerta para los de Mourinho, mientras que Griezmann y Xabi Prieto por partida doble rescataron un punto a última hora.

Además, Juanlu aguó la despedida del Athletic de Bilbao de San Mamés para darle una intrascendente victoria al Levante. Igual de irrelevante fue la victoria del Rayo Vallecano en el feudo del Getafe por 1-2; Rafa abrió el marcador azulón, pero el ‘Chori’ Domínguez y Diego Castro supieron reponerse para regalarle a los franjirrojos la mejor clasificación de su historia. Por último, esa misma marca es la que intenta batir el incombustible Barcelona de Tito Vilanova, dispuesto a alcanzar la mágica cifra de los 100 puntos como demostró contra un Espanyol que poco pudo hacer para contrarrestar la efectividad culé de Alexis y Pedro.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.