Una hora de más en Canarias

0

El Deportivo sale de Tenerife con la amargura de perder dos puntos en el último minuto, pero debe pensar que los habría ganado sin merecerlo. Mal encuentro del conjunto blanquiazul, que se cayó de forma inexplicable tras unos primeros 30 minutos dominantes. Le faltó oxígeno y pausa a los blanquiazules ante la buena presión local, pero debe aprender a gestionar mejor las ventajas y, sobre todo, evitar errores como el último de Dani Giménez..

  • Continuidad. No parece que Natxo vaya a tener problema en contar con un once tipo a poco que los elegidos respondan. El técnico repitió el equipo que se impuso al Extremadura la pasada semana, dándole continuidad tanto a la defensa como a los hombres del rombo. La mejor noticia fue la respuesta de Carles Gil, mejorando sus prestaciones en la mediapunta y moviéndose bien entre líneas. A punto estuvo de marcar un gran gol.
  • Las ventajas de un buen centro. Casi es necesario frotarse los ojos cada vez que se ve salir una pelota de las botas de David Simón y, sobre todo, de Caballo. El Dépor ha puesto más centros buenos en tres encuentros que en toda la pasada temporada. Seguramente sea una afirmación exagerada, pero lo que es innegable es que el equipo crea peligro en cada subida de sus laterales. El zurdo le puso una pelota de gol a Quique nada más empezar y el punta la mandó alta incomprensiblemente. Del canario salió el envío que dio lugar al penalti a Borja Valle que acabaría marcando el propio Quique.
  • Relajación. El conjunto blanquiazul se propuso defender el resultado con la pelota y lo hizo durante varios minutos, pero luego llegó la relajación. Varios errores en la entrega de Bergantiños y Mosquera posibilitaron contras de un Tenerife que no encontraba la forma de acercarse a la portería de Dani Giménez. La desidia se mantuvo tras el descanso, cuando los locales subieron la línea de presión. Así llegó el empate de Acosta, después de que el meta gallego ya salvara dos veces la igualada.
  • Sin respuesta ni gasolina. El conjunto blanquiazul no reaccionó a las continuas bofetadas canarias. La solución de Natxo fue conservadora, retirando un delantero y reforzando el centro del campo, pero el Dépor se vio superado táctica y físicamente durante toda la segunda parte. Apenas creó peligro a pesar de que el rival dejó mucho espacio entre ataque y defensa. Sólo Didier Moreno ofreció respuestas.
  • Viejos fantasmas. Aunque parecía que no iba a llegar ese momento, a los chicharreros les acabó pasando factura el esfuerzo. Pedro Sánchez tuvo la victoria y no supo resolver, algo que sí logró Borja Valle con un gran tanto en el descuento. O eso creía él y el deportivismo. De pronto todas las pifias de Rubén, Tyton, Pantilimon y compañía pasaron por delante de los ojos de la parroquia blanquiazul. Dani Giménez midió mal y se comió una falta lateral que remató Jorge Sáez para el empate definitivo.

FICHA TÉCNICA

CD Tenerife: Dani Hernández; Pérez, Ruiz, Jorge Sáez, Camille; Acosta (Borja, min.79), Luis Milla, Alberto (Nano, min.46), Naranjo; Joao (Suso, min.66), Malbasic.

RC Deportivo: Dani Giménez; David Simón, Domingos Duarte, Bóveda, Caballo; Bergantiños, Mosquera (Moreno, min.64), Carles Gil (Expósito, min.74), Vicente Gómez; Borja Valle, Quique González (Pedro Sánchez, min.55).

Goles: 0-1, min.15: Quique González. 1-1, min.53: Acosta. 1-2, min.92: Borja Valle. 2-2, min.93: Jorge Sáez.

Árbitro: Figueroa Vázquez, comité andaluz. Amonestó a Bergantiños y Mosquera en el Dépor y a Alberto, Joao y Acosta en el Tenerife.

Incidencias: Heliodoro Rodríguez López. Partido correspondiente a la jornada 3 de Segunda División.

Sobre el Autor