Uno por uno: Betis – Deportivo

97

Análisis individual de los jugadores del conjunto herculino en la igualada de ayer ante el Betis.

El Deportivo logró un valioso empate en el Benito Villamarín ante un Betis inferior en la primera mitad, pero que en la segunda pudo sentenciar al equipo blanquiazul. Juan Domínguez volvió a ser el futbolista más destacado de los visitantes, en los que la línea de tres mediapuntas no estuvo al nivel de los últimos choques.

Aranzubia: 7. Mejoró en las salidas por alto y fue providencial en la ocasión más clara de los béticos -sin contar el gol-, desviando un disparo de Jorge Molina. Siempre bien colocado.

Manuel Pablo: 7. Frustró a Campbell, a Vadillo y a Juan Carlos. Segurísimo durante los 90 minutos. Demostró que está en su mejor momento de la temporada.

Aythami: 5. Estuvo bien por alto y en el marcaje de Rubén Castro, con el que se emparejó en la mayoría de ocasiones. Por momentos, se complicó al querer sacar el balón jugado en lugar de despejar, al igual que su compañero en el centro de la zaga.

Kaká: 4. Sufrió con Jorge Molina y falló en el tanto del jugador alcoyano. Combinó acciones de mérito con otras impropias de un titular en Primera División, lo que denotó su falta de confianza.

Sílvio: 6. El lateral lo hizo bien en defensa y fue muy incisivo en ataque, dando muchos apoyos a Bruno Gama y a Pizzi.

Abel Aguilar: 6. Su regreso al once se notó. Ató en corto a un Beñat que solo destacó por su golpeo en las jugadas de estrategia. Volvió a crear peligro a balón parado con su capacidad para dominar el juego aéreo. Algo impreciso en el pase.

Juan Domínguez: 8. Con diferencia, el futbolista más destacado del conjunto blanquiazul ayer. Con un acierto en el pase superior al 90 por ciento, el gallego fue el dueño de la medular, robando muchos balones. Con confianza en el regate, se ofreció constantemente y siempre decidió bien. Enamora su capacidad para proteger el esférico. Lo que sorprende ya no es su calidad, sino su intensidad y su madurez en defensa.

Bruno Gama: 6. De más a menos. Desbordó y se mostró incisivo en ataque durante la primera media hora, pero luego se diluyó como el resto del equipo coruñés.

Valerón: 5. Acertado en la primera parte, pero tras el descanso estuvo desconocido. Erró demasiados pases y algún que otro control, debido, sobre todo, a la incansable presión de Cañas.

Pizzi: 5. Desaparecido en el juego dinámico. Dejó destellos en los minutos iniciales, pero después ni se le vio. Volvió a ejecutar con acierto las acciones a balón parado.

Riki: 7. Volvió a ser el mejor Riki. Apareció por todo el frente de ataque y, al contrario que ante el Athletic, gozó de ocasiones claras de gol. Se guisó y se comió un golazo que puso el encuentro de cara para los blanquiazules, tras hacerle ‘un traje’ a la defensa andaluza y definir desde la frontal como un auténtico crack. Estuvo demasiado lento en dos manos a mano con Adrián.

Oliveira: 5. Jugó 15 minutos, por lo que entró poco en juego. Luchó y tuvo una ocasión para hacer el 1-2, aunque estaba algo escorado, lo que permitió que Adrián despejase el esférico.

Zé Castro: s.c. Salió a poco del final para dar más seguridad a la zaga ante la presión verdiblanca. Cumplió con su cometido.

Camuñas: s.c. Estuvo dos minutos sobre el campo. Sin tiempo para hacer algo destacable.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.