Víctimas del infortunio

167

El Deportivo no pudo pasar del empate ante el Málaga (3-3), en un choque en el que los blanquiazules se sobrepusieron de los tantos malagueños, se pusieron por delante y empataron de forma desgraciada con un gol en propia. Fede Cartabia marcó el gol 2000 para los coruñeses, tras una gran jugada personal.

Salía el conjunto blanquiazul recuperando el trivote y con ganas de agradar a la sufridora parroquia deportivista, aún recuperándose del mazado vivido en San Mamés. Los locales proponían, sobre todo por la banda derecha de Fede Cartabia, y acumulaban saques de esquina, aunque con escasos frutos, en los primeros compases del encuentro. Pero, como había ocurrido en anteriores partidos, era el rival el que se acercaba primero con peligro. Lo intentaba con un centro por la derecha Chory Castro, y Atsu remataba fuera (min.10). Suspiraba la bancada coruñesa, que minutos después pasaría de tener el corazón en el puño a casi sufrir una taquicardia.

Unos minutos frenéticos que tenían como protagonista, como no podía ser de otra manera, a Lucas Pérez. Era el que el botaba el córner que no llegaba rematar por poco Luis Alberto (min.13). Un minuto después el centro por la izquierda de Luisinho llegaba a Lucas, pero Kameni estaba más atento y frustraba la ocasión.

Con la zaga muy atenta para meter en el fuera de juego tanto a Charles como a Santa Cruz , el partido se jugaba sobre todo en los dominios del Málaga. De un saque de esquina sacado por Luis Alberto, que rechazaba Miguel Torres y Juanfran mandaba a las nubes, y el enésimo “UUUY” se pasaba de nuevo a la desesperación. Casi media hora tardaba el Málaga en ejecutar su primer saque de esquina, pero sin duda lo rentabilizaba. Albentosa cabeceaba en el primer palo, el balón se paseaba por el área defendida por Germán Lux, y en el segundo Charles, libre de marca, remataba a placer (min.28).

Enmudecía de nuevo Riazor, la melodía de los últimos partidos se repetía de forma cruel. El Málaga, por su parte, ponía de manifiesto su efectividad. La grada no decaía en su apoyo, pese a que eran palpables los nervios de los jugadores, con varias imprecisiones de los deportivistas tras el tanto malagueño.

En la siguiente jugada, el de Monelos fallaba casi lo infallable. El punta se quedaba mano a mano ante Kameni, remataba al muñeco, se iba de dos contrarios y, ante los dos zagueros defendiendo la portería, chutaba a media altura y el balón se estrellaba en Weligton (min.34),  En esa acción con Lucas se hacía daño Kameni, y debutaba Ochoa en la portería malagueña. Parecía el momento propicio para probar los reflejos de arquero, que entraba sin apenas calentar. Y pese al golpe, el Deportivo plantaba cara y sacaba orgullo.

Y esta vez su insistencia tenía premio. De nuevo por la banda de Fede Cartabia, muy activo en la primera parte, llegaba el peligro. Éste servía para que Celso Borges, aprovechando el despiste de Atsu, batiese con un disparo raso a Ochoa (min.42). Inyección de moral para el Deportivo y estallido de júbilo en Riazor, deseoso de por fin celebrar. Empate, y vuelta a empezar para los blanquiazules, que tenían toda la segunda parte para confirmar su recuperación.

Solía más enchufado el Málaga en la segunda parte, que cambiaba Chory Castro por Horta, y dejaba claro en esos primeros minutos que iba a intentar pescar algo más que un punto. Mientras, el Deportivo parecía estar algo más exigido desde el gol, como si aumentase su presión después de haber marcado. Le costaba unos minutos a los de Víctor Sánchez del Amo recuperar sensaciones, pero poco a poco volvía el sosiego al Deportivo, que tocaba buscando a sus hombres de ataque. Mientras el Málaga, buscaba por alto la supremacía de jugadores como Atsu u Horta. 

El peligro llegaba por arriba para el Deportivo y era en forma de balones aéreos. Los centrales blanquiazules, bastante seguros hasta ese momento, iban a sufrir en sus carnes el precio de un despiste. De nuevo, las malas noticias venían desde el córner, palabra maldita en Riazor en este choque. Cabeceaba Camacho el esférico ajustado al palo izquierdo de la portería de Lux (min.63) y otra vez quedaba noqueado el Deportivo.

Pero en ocasiones ocurre que, cuando parece que todo está perdido, llega la genialidad. Y ésta vino de la mano de Fede Cartabia, que devolvió a la vida al Deportivo, sin darle tiempo a lamentarse por el tanto encajado. El futbolista rompía por la derecha, dibujaba una diagonal y se plantaba solo ante Ochoa para batirlo y levantar Riazor (min.68). Motivos para celebrar, el equipo volvía a reponerse de un gol en contra y Cartabia marcaba el tanto 2.000 del Deportivo.

Los blanquiazules, espoleados por la diana, se lanzaban al ataque, aunque sin ocasiones claras. El Málaga, por su parte, tiraba de repertorio de reiteradas pérdidas de tiempo y dejaba que el reloj corriese.No lo hacía lo suficientemente rápido para los intereses andaluces, que observaban como los locales le daban la vuelta al marcador. Fayçal, que había entrado por un luchador Bergantiños, ponía el centro y Lucas Pérez la zurda para reencontrarse con el gol y adelantar al Deportivo (min.80). Quedaba lo más difícil, aguantar el resultado y no dejarse llevar por los nervios al ver más cerca la victoria. Y cuando ya casi la tocaba con la punta de los dedos, la caprichosa fortuna le daba la espalda al Dépor. 

De una falta aérea botada por el Málaga, cabeceaba para despejar Arribas, pero terminaba marcando en propia (min.89). No estaba tampoco esta vez para el Deportivo, y ya no tendría tiempo de reaccionar, víctima de la pillería en las pérdidas de tiempo del Málaga, y que incluso se encaraban con Velasco Carballo en el descuento, y éste acababa expulsando al goleador Camacho, Un punto, corto premio para un Deportivo que se repuso en dos ocasiones y vio como el infortunio le arrebataba la victoria, otra jornada más.

Ficha técnica:

Deportivo: Lux, Luisinho, F. Navarro, Arribas, Juanfran, Mosquera, Borges, Bergantiños (Fayçal Fajr, min. 67), Luis Alberto, Fede Cartabia (Jonás Gutiérrez, min.83) y Lucas (Oriol Riera, min.84)

Málaga: Kameni (Ochoa, min.36), M, Torres, Weligton, Albentosa, Rosales, Chory Castro (Horta, min.45), Camacho, Recio, Atsu, Santa Cruz (Pablo, min.53) y Charles.

Goles: 0-1, Charles (min,28), 1-1 C. Borges (min.42), 1-2 Camacho (min.63), 2-2 Fede Cartabia (min,68), 3-2, Lucas Pérez (min.80), Arribas (pp) (min.89).

Árbitro: Velasco Carballo (c,madrileño). Amonestó con cartulina amarilla a Luis Alberto, Miguel Torres, Álex Bergantiños, Mosquera, Manu y Albentosa y expulsó por doble amarilla a Camacho.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 28ª jornada de Liga disputado en el estadio de Riazor ante 18.446 espectadores.

Sobre el Autor