Víctor: “No es un rifirrafe. Por eso veis mi cara seria”

327

Con gesto muy serio y midiendo mucho sus palabras, Víctor Sánchez del Amo dio la cara ante la prensa como primer responsable del plantel del Deportivo, y abordó las preguntas de las periodistas, que durante más de diez minutos se centraron en el enfrentamiento entre Luisinho y Arribas. “Como primer responsable de la plantilla del Deportivo quiero pedir disculpas a nuestra afición por el mal ejemplo que dimos el otro día con este desgraciado incidente”, comenzó su exposición.

“Como responsables del deporte que somos tenemos que dar ejemplo con valores de respeto, de compañerismo, de solidaridad y con el ejemplo del otro día no lo dimos. Nos debemos a muchos aficionados que quieren que el Deportivo sea un ejemplo”, continuó. Quiso dejar muy claro ante los medios de comunicación que “todas las decisiones que se toman son reflexionadas, con tranquilidad”.

No quiso explicar los motivos por los que se decidió apartar a Luisinho “porque hay mucha información privada”, pero si dejó claro que fue algo más que un simple encontronazo. “No es un rifirrafe. Por eso veis mi cara seria y por eso pedimos disculpas”, señaló.

Sí aclaró que tanto el jugador portugués como Arribas tienen “una sanción económica exactamente idéntica“, pero hoy el lateral izquierdo se ejercitó solo en la mayor parte de la sesión. “Luisinho ha hecho todo el trabajo de calentamiento previo con el grupo y el cuerpo técnico considera que ahora mismo lo mejor es esa planificación, igual que entendíamos que el sábado por la tarde lo mejor es que no entrenase”, declaró.

El míster mostró su comprensión por el debate surgido en estos días, pero aseguró que los argumentos y las interpretaciones son erróneas porque ni la prensa ni la afición dispone de toda la información sobre lo ocurrido. “Entiendo que se generen debates porque falta información. Nosotros la tenemos completa, pero hay parte de la información que se queda en privado”, expuso.

Precisamente, el hecho de disponer de todos los datos de la situación, hace que el cuerpo técnico tenga que tomar “decisiones y asumirlas. Lo que pasó el otro día no fue un rifirrafe”. Por último, dijo desconocer si el futbolista luso se había disculpado con sus compañeros. “No sé si habló con el vestuario o se disculpó“, finalizó.

Sobre el Autor