Y de repente, Lassad

235

Dos minutos después de que Orellana igualase el marcador, el espigado delantero desequilibró un encuentro muy parejo en el que al Celta le costó ir a remolque y llevar el peso del partido.

Partido de alta tensión en Riazor, tras cuatro años y medio sin que Celta y Deportivo se viesen las caras. Más presión tenía el Deportivo, tres puntos por detrás de los vigueses en la clasificación y ante un público entregado por la causa. Toda esa presión se la quitó de encima el conjunto de Oltra con el gol en los primeros minutos, y se la cedió a un Celta con graves problemas para generar peligro contra un rival cerrado.

El Dépor aguantó bien el pulso, mostrándose contundente en defensa e inquietando a Yoel a través de contragolpes de la mano de Salomão. No obstante, los blanquiazules cedieron metros en el centro del campo a un Celta que también llegó al área de un imperial Aranzubia.

Nada cambió hasta la entrada en el campo de Orellana, para mal y para bien. El chileno, que saltó al campo mediada la segunda parte, revolucionó el ataque celeste hasta el punto de conseguir el empate cerca del final. A los dos minutos llegó su pifia. Individualista en campo propio, se entretiene en regates innecesarios y pierde el balón ante la presión de Laure. Y de repente, Lassad. El resto es historia.

UNO POR UNO:

Laure: 6. Sacrificado, tanto que hay que reconocerle su parte de mérito en el segundo gol. El lateral madrileño es uno de los jugadores que más distancia recorrió en el derbi. Sube y baja sin parar, pero debe sosegar su juego en los últimos metros.

Colotto: 8. Experimentado. El argentino mejoró notablemente su aportación al equipo con respecto a las últimas semanas. Recital en veteranía.

Aythami: 7. Como su compañero de zaga, el canario va poco a poco ganando en seguridad y en confianza. Ayer hizo un gran partido y fue un muro en defensa.

Ayoze: 6. Una de cal y otra de arena. Mejor que otros partidos atreviéndose incluso a crear juego desde atrás, no obstante no pudo con Orellana en la acción del gol visitante.

Bergantiños: 8. Motivado. No dejó de correr ningún minuto, tanto por las ganas con las que salió como por los espacios que dejaron Domínguez y Valerón en el centro del campo.

Domínguez: 7. Acompañó a Bergantiños en el centro del campo gallego y realizó uno de sus mejores partidos como blanquiazul. Sustituyó al sancionado Jesús Vázquez y superó las expectativas puestas por muchos en él.

Saúl: 6. Buen trabajo en la banda derecha. Gran centro en el primer gol, aunque luego le falló la puntería desde la banda.

Valerón: 7. Destello tras destello enamora Riazor. Un mago con una cintura irrompible. Llevó el peso de su equipo en ataque.

Salomão: 7. Peligroso cada vez que encara, se ‘merendó’ al lateral Oier, suplente del internacional sub-21 Hugo Mallo. Además, se mostró muy generoso en defensa.

Riki: 6. Una lesión no le permitió jugar mucho tiempo, pero el suficiente para estar inmerso en la jugada del primer gol. El árbitro, de hecho, le dio el gol a él.

Lassad: 6. Desaparecido y poco participativo en el juego asociativo del equipo hasta la jugada del gol. Fantástico disparo, y no es el primero que marca como profesional.

Bruno Gama: 6. Vertical y técnico, tuvo una oportunidad para decidir el encuentro. Una gran noticia su recuperación.

Pablo Álvarez: s.c. Otro lesionado que vuelve a estar a las órdenes de Oltra. Aumenta el fondo de armario para el técnico valenciano.

EL MEJOR:

Aranzubia: 9. Por varias paradas providenciales, se convirtió una vez más en el mejor del Deportivo en Riazor. Es un seguro de vida en la portería y una suerte para el equipo blanquiazul contar con él. Con 2-1 arañó unos minutos muy valiosos al cronómetro.

LAS CLAVES:

Gol inicial. El tanto en los primeros minutos obligó al Celta a llevar la iniciativa, una opción que le cuesta mucho desarrollar al equipo de Paco Herrera.

Poco dura la alegría… Orellana llenó de nerviosismo al aficionado blanquiazul pero poco tardó Lassad –apenas dos minutos- en devolver la diferencia al marcador. El Celta entonces fue incapaz de superar el mazazo.

LO MEJOR:

Más de tres puntos. Lo dijeron ambos entrenadores en la previa del encuentro, que el partido valía más de tres puntos. La victoria es una inyección de moral para el equipo de Oltra y sitúa al equipo coruñés muy cerca de los puestos de ascenso directo.

Toque en el centro del campo. No tuvo mucho el balón el Deportivo, pero el tiempo que lo manejó supo qué hacer con él. Gran parte de culpa la tiene Domínguez, hoy en el doble pivote, y cómo no, Juan Carlos Valerón.

LO PEOR:

Lesión de Riki. El delantero tuvo que abandonar el terreno de juego por una enésima lesión muscular. El de Aranjuez no mejora en este aspecto a pesar de comenzar antes la pretemporada.

Alto riesgo. Aficionados de ambos equipos sobrepasaron la línea dentro y fuera del estadio en un día tan festivo para el fútbol gallego. Los jugadores supieron comportarse.

*Nota informativa: Las puntuaciones numéricas de los jugadores están hechas a partir de una media entre los integrantes de Riazor.org.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.