8 apuntes del Atlético de Madrid – Deportivo

68

1. Complicado poner alguna pega al planteamiento del Deportivo en el Vicente Calderón. El equipo estuvo ordenado, expeditivo e intenso en defensa y logró generar peligro a un siempre engorroso Atlético de Madrid. El partido lo rompió la expulsión de Fayçal Fajr que hizo sufrir mucho al equipo en la segunda parte, pero hasta entonces el planteamiento de Gaizka Garitano estaba siendo impecable, sin fisuras. “El resultado hubiera sido otro de jugar 11 contra 11”, dijo al finalizar el técnico blanquiazul. Es muy posible.

2. Expulsión justa de Fayçal Fajr. Ésta es mi opinión personal. He leído comentarios justificando la segunda cartulina e incluso a Laure decir que “si esto le pasa a algún equipo de mitad de tabla para arriba el jugador no estaría expulsado”. No estoy de acuerdo. Para mí son dos faltas duras, a destiempo y ambas merecedoras de tarjeta. Y además, tal y como está el público del Calderón encima, para el árbitro la decisión es muy fácil de tomar. Acción irresponsable del franco marroquí que decanta el signo del partido.

3. Muchísimas novedades en el Dépor para visitar al equipo del Cholo Simeone, hasta cinco cambios con respecto al choque del jueves contra el Leganés en Riazor. Entre ellas destacó la suplencia de Pedro Mosquera, primera en Liga desde que es jugador del RC Deportivo. En el once herculino hombres que apenas habían tenido minutos como Fernando Navarro o Borja Valle y otro que ni siquiera había debutado como Laure Sanabria. Todos ellos dieron un nivel notable.

4. En la segunda parte, con diez hombres y ante el acoso del Atlético de Madrid, Gaizka Garitano cambió el esquema. Luisinho por Andone, defensa de cinco, Guilherme-Borges, Emre como mediapunta y Borja Valle moviéndose arriba. Lo hizo el técnico vasco para tapar las constantes aproximaciones de los laterales en el área de Germán Lux y por momentos lo consiguió. Finalmente el que llegó a línea de fondo para centrar fue el delantero -Gameiro-. Hasta ahí aguantó la resistencia blanquiazul (y la defensa de cinco, ya que al poco entró Ryan Babel).

5. Quien funcionó muy bien en el centro del campo fue Guilherme Dos Santos. Había sido titular en los dos primeros partidos del campeonato, donde había pasado desapercibido e incluso había sido el primer o segundo cambio de Gaizka Garitano en ambos duelos. Sin embargo, el domingo el brasileño se hizo notar en el partido hasta que le duró el fuelle. Excelente en la recuperación y con buenas maneras para la distribución.

6. Emre Çolak volvió a ser una pieza destacada del engranaje del Deportivo. Su claridad en tres cuartos de campo y la capacidad que tiene para aguantar la pelota en espacios pequeños ayudó a que el Deportivo no se sintiese agobiado de forma constante por el Atlético de Madrid, equipo que funciona a embestidas. El jugador otomano tiene una creatividad asombrosa. Si sigue a este nivel, el juego del equipo esta temporada girará en torno a él.

7. Sigue sin marcar pero su trabajo es incuestionable. El domingo peleó por cada balón como si fuera el último y le hizo la vida muy difícil en el terreno de juego a Diego Godín, Giménez y Lucas Hernández. Florin Andone tiene talento, actitud, compromiso y condiciones. El gol del rumano llegará.

8. En las antípodas del dibujo del Deportivo se encontraba Germán Lux. El argentino rescató al Dépor en varias ocasiones, dos de ellas brillantes. Una con el pecho a un cabezazo de Nico Gaitán a bocajarro -la imagen que ilustra esta noticia- y un disparo desde fuera del área de Carrasco que tocó antes de que lo repeliese el larguero. Necesitaba un partido así.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.