8 apuntes del Deportivo-Málaga

59

1. Mucho que analizar en el partido del pasado fin de semana en Riazor entre el Deportivo y el Málaga. El Dépor supo remontar en dos ocasiones un resultado adverso (el 0-1 y el 1-2), lo que demuestra carácter y personalidad de un equipo que venía de una racha paupérrima de resultados. No obstante, cuando todo parecía que iba a acabar con una sonrisa, llegó una desafortunada falta en la frontal del área que derivó en el tanto del empate. Ya van varios partidos esta temporada en los que se le escapan puntos en los minutos finales.

2. Completamente irreprochable la actitud de los jugadores del Deportivo frente al conjunto de Javi Gracia. Corrieron, pelearon y sufrieron los hombres de Víctor Sánchez del Amo. En el aspecto físico dieron todo y más, pero en el aspecto puramente futbolístico supieron recuperarse de varios mazazos importantes raseando el balón e intentando jugar. No era fácil levantarse. Ya no solo por ver cómo el Málaga marcaba casi en cada ocasión generada, sino también ver cómo sus oportunidades no querían entrar, como en la jugada de Lucas Pérez que sacó Weligton bajo palos.

3. Tras el fallido intento de San Mamés, con hasta seis cambios en la alineación, Víctor Sánchez del Amo volvió a apostar por los futbolistas más habituales. Volvieron al once hombres como Luisinho, Álex Bergantiños y Luis Alberto y se quedaron fuera Alberto Lopo, Jonás y Oriol Riera. De inicio el Dépor se posicionó en un 4-1-4-1 (o 4-5-1) con tres hombres por dentro -Bergantiños, Mosquera y Borges-.

Captura de pantalla 2016-03-06 a la(s) 20.33.14

En la segunda parte cambió el dibujo. Con 1-2 en el marcador decidió arriesgar y desmontó el trivote para pasar a un 4-4-2. Fajr entró por Bergantiños y Luis Alberto pasó al ataque a acompañar a Lucas Pérez. Le funcionó para desnivelar el partido y atosigar al ‘Memo’ Ochoa. Así jugó en la segunda mitad:

Captura de pantalla 2016-03-06 a la(s) 20.34.32

4. Aunque el Dépor realizó un gran encuentro sobreponiéndose a las adversidades, es evidente que sufrió muchísimo a balón parado. Lanzó el triple de jugadas de estrategia que su rival y no creó ni la tercera parte de peligro. Los chicos de Gracia, por su parte, les encontraron las cosquillas en los golpes francos por cuestión de centímetros. Tanto Raúl Albentosa como Ignacio Camacho recogieron petróleo de los lanzamientos de Recio. Y la sangría aún pudo ser mayor. El dato al minuto 62 daba miedo.

Captura de pantalla 2016-03-07 a la(s) 10.03.27

5. No le gustó del todo a Víctor Sánchez del Amo que le preguntasen en rueda de prensa por qué en el Dépor acuden al banderín dos jugadores para ejecutar los córners cuando habitualmente saca uno de forma directa. “Me parece absurdo hablar de ese tema cuando multitud de equipos usan ese recurso”, dijo al finalizar el partido. Efectivamente en Riazor se escuchó el runrún de la grada cuando sucedía esta situación. Y más cuando se veía que no se creaba apenas peligro a balón parado y que el Málaga de la manera clásica marcaba y marcaba.

6. Dejando al margen el balón parado, el sábado vimos en Riazor al mejor Dépor de las últimas semanas. Desde el partido contra el Betis no se había visto a un Dépor tan dominador sobre su rival y con tanta chispa en tres cuartos. Volvió el Dépor intenso y con alma, muy diferente al que se pudo ver en las derrotas frente al Granada y el Athletic. Se recuperaron ciertas señas de identidad que habían elevado al equipo en la primera vuelta. Sin duda este es el camino para lograr el objetivo.

7. Gran partido de Celso Borges contra el Málaga. El internacional por Costa Rica ya había participado en las derrotas contra el Granada y el Athletic Club, pero se le había visto a un ritmo bajo y todavía falto de forma. Frente al Málaga se vieron detalles del mejor Borges, ese que había encontrado su nivel óptimo antes de la lesión con su selección. Distribuyó con criterio y sobre todo hizo lo que mejor sabe hacer: aparecer cuando y donde nadie le espera.

8. Lucas Pérez llegó a los 15 goles en Liga a falta de 10 jornadas para que finalice el campeonato. Ningún jugador del Deportivo había llegado a tal cifra en el mismo curso, ni en Primera ni en Segunda División, desde la campaña 2002-2003. Lo hizo Roy Makaay el año que levantó la Bota de Oro (29 dianas).

MÁXIMOS GOLEADORES CADA TEMPORADA (LIGA) DESDE 1990:

1990-1991: Pedro Uralde. 15 goles (SEGUNDA).
1991-1992: Claudio Barragán. 10 goles.
1992-1993: Bebeto. 29 goles.
1993-1994: Bebeto. 16 goles
1994-1995: Bebeto. 16 goles.
1995-1996: Bebeto. 25 goles.
1996-1997: Rivaldo. 21 goles.
1997-1998: Djalminha. 8 goles.
1998-1999: ‘Turu’ Flores. 14 goles.
1999-2000: Makaay. 22 goles.
2000-2001: Tristán. 19 goles.
2001-2002: Tristán. 21 goles.
2002-2003: Makaay. 29 goles.
2003-2004: Pandiani. 13 goles.
2004-2005: Luque. 11 goles.
2005-2006: Tristán. 11 goles.
2006-2007: Arizmendi. 5 goles.
2007-2008: Xisco. 9 goles.
2008-2009: Lafita. 8 goles.
2009-2010: Riki. 8 goles.
2010-2011: Adrián. 7 goles.
2011-2012: Riki y Lassad. 14 goles (SEGUNDA).
2012-2013: Riki. 13 goles.
2013-2014: Borja Bastón. 10 goles (SEGUNDA).
2014-2015: Lucas. 6 goles.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.