Uno por uno: Deportivo – Espanyol

57

A la tercera fue la vencida. El Deportivo pudo brindar a Riazor la primera victoria como local de la temporada, tras un partido en el que el los herculinos fueron superiores al Espanyol de principio a fin y en el que, de nuevo, volvieron a mostrar una importante sensación de bloque, de conjunto, de equipo. Sin embargo, a pesar del buen papel colectivo de los de Víctor Sánchez del Amo, hubo un nombre que sobresalió por encima del resto.

Lux: 6. Encuentro con pocos sobresaltos para el guardameta argentino. El Espanyol solo lo inquietó con disparos lejanos que resolvió con facilidad y en líneas generales se mostró seguro.

Juanfran: 7. Jugó su primer partido como lateral esta temporada y firmó una buena actuación. Contuvo a Víctor Álvarez, estuvo concentrado y bien colocado, y se incorporó al ataque con criterio. Sus centros, sin embargo, nunca encontraron rematador.

Lopo: 7. Regresó al once en sustitución de Arribas después de cuatro partidos como suplente, pero no notó la falta de minutos. El catalán, siempre bien colocado, rindió a un buen nivel tanto en la anticipación por bajo como en el juego aéreo. No faltó a su cita con la tarjeta amarilla.

Sidnei: 8. Resolvió sin apuros todas las situaciones en las que el ataque espanyolista lo puso aprueba, y lo hizo, además, con la tranquilidad que le caracteriza y que le ha llevado a ser central titular en Primera División. En la zaga todos rotan salvo el brasileño. Indiscutible.

F. Navarro: 7. Otra actuación muy seria del lateral catalán, que no tuvo una papeleta fácil ante un futbolista tan en forma como Marco Asensio. Volvió a ser un muro en defensa y tomó muy buenas decisiones en la faceta ofensiva. Se retiró sustituido en el minuto 56 por una sobrecarga.

Borges: 8. Un auténtico incordio para el Espanyol, tanto en defensa como en ataque. Se vació en todas las facetas del juego, volvió a ser clave en la presión de su equipo y sorprendió con su llegada al área rival, cada vez más peligrosa. Asistió a Lucas en el definitivo 3-0 tras una de sus arrancadas. Un portento físico.

Mosquera: 7. Volvió a ser el faro del conjunto blanquiazul durante los 62 minutos que estuvo sobre el verde. Aunque no fue el partido en el que más destacó, el Deportivo notó bastante su salida del terreno de juego. Se retiró ovacionado.

F. Fajr: 8. Por la derecha, por la izquierda o por el centro. Es difícil saber en qué posición jugó ayer Fayçal Fajr, pero lo que sí es seguro es que estuvo en todas las zonas del ataque blanquiazul. Corrió muchísimo durante los 90 minutos, se asoció bien, fue vertical y generó peligro a balón parado. De hecho, un centro perfecto del franco-marroquí dio lugar al gol en propia meta de Álvaro, que allanó el camino al conjunto herculino.

Luis Alberto: 8. Gran parte de las acciones más peligrosas del Deportivo pasaron por sus botas, que se han beneficiado de la libertad que le ha dado Víctor. Es el socio perfecto de Lucas Pérez, al que asistió en el 2-0.

Oriol Riera: 6. Gran trabajo del delantero catalán de espaldas a la portería, bajando muchos balones largos y dando ventajas constantes a sus compañeros. Su papel fue importante en el 2-0 y en el 3-0, pero no estuvo nada acertado de cara a puerta en el que fue su primer partido como titular esta temporada.

Laure: 6. Sustituyó al ‘tocado’ Fernando Navarro como lateral izquierdo, un puesto poco habitual para él. Cumplió con creces y no pasó apuros.

Álex Bergantiños: 6. El coruñés entró en lugar de Pedro Mosquera y disputó sus primeros minutos oficiales esta temporada. Fue de menos a más, aunque en su actuación no hubo nada destacable.

Fede Cartabia: 6. Saltó al campo a falta de 20 minutos y aportó chispa al ataque blanquiazul. Mientras sus compañeros se dedicaron a ahorrar esfuerzos con el partido resuelto, Fede puso en jaque a la zaga espanyolista una y otra vez con sus diagonales. Estuvo a punto de marcar con un buen libre directo.

EL MEJOR

deportivo_espanyol_lucas_perez_ovacion

Lucas: 9. Esta vez no jugó como único delantero, pero su peligro fue igual o mayor al de anteriores encuentros. Su verticalidad hizo mucho daño a la espalda de los medios centros espanyolistas, generando una reiterada superioridad en los ataques del Deportivo. Tuvo campo para correr, y ahí pocos pueden pararlo. Sus dos dianas -ya lleva cuatro- redondearon su gran actuación.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.