Apuntes del Deportivo-Tenerife

155

Dos puntos perdidos, la defensa de cinco, el partidazo de Ayoze Pérez o la estrategia en el gol local, temas de interés del análisis del encuentro entre canarios y gallegos.

1. Es difícil no pensar que se han perdido dos puntos este fin de semana. Veníamos sacando pecho de que el conjunto gallego era un equipo que si se adelantaba en el marcador no había quien le remontase, que llevaban 15 victorias en los 16 partidos que había pasado esto y que no ofrecían oportunidades al rival en ataque cuando el resultado era favorable. Ayer, careció de solidez a pesar de tener más jugadores en posiciones defensivas y un error de Marchena acabó con Ricardo León haciendo el 1-1. De ahí no pudo levantarse el Deportivo.

2. Ya es un tema recurrente en A Coruña. La famosa defensa de cinco de Fernando Vázquez está empezando a desesperar a la parroquia herculina. El de Castrofeito argumenta que no es el número de defensas sino de la colocación de la línea de presión, pero con este dibujo falla lo que lleva fallando toda la segunda vuelta: las incorporaciones de los carrileros. Laure y Seoane carecen de la pausa y la calidad necesaria para crear peligro constante en línea de fondo.

3. Tampoco gustó a la afición ni benefició al juego del equipo las permutas realizadas por el míster blanquiazul. En el minuto 55 cambió al lesionado Álex y a Juan Carlos por Wilk y por Marchena. Ese cambio de un mediapunta por un central fue un mensaje al Tenerife. “Tomar, coger las riendas del partido que nosotros nos limitaremos a defender el gol”. Y eso que el Dépor en ese momento estaba siendo mejor que su rival. El tercer cambio, Ifrán por Luis, hombre por hombre, con 1-1 en el marcador, tampoco solucionó los problemas.

4. Ayer tuve la impresión de haber visto al mejor jugador de la categoría sobre el césped de Riazor. El canario Ayoze Pérez volvió loca a la defensa del Deportivo, ya fuese con dos o con tres centrales. El delantero tinerfeño estuvo muy activo, cayendo a banda con peligro y generando todo el juego ofensivo del conjunto de Álvaro Cervera. Todavía no es oficial, pero parece haber firmado ya por el Oporto.

5. Para mi gusto, el gol del Dépor fue buenísimo. El centro medido de Bryan Rabello fue perfecto, un toque preciso que aleja el balón de los centrales y lo acerca al portero, pero no lo suficiente para que se atreva a salir de debajo de los palos. Y también fue precisa la carrera de varios metros de Alberto Lopo para buscar el balón y rematar de forma decidida. El catalán es un filón en las jugadas de estrategia y estuvo a punto de marcar en la segunda parte a centro de Sissoko.

6. Hablando del chileno, vuelvo a comentar que me gusta mucho la línea de tres mediapuntas con la que está formando el Dépor las últimas semanas. Ya lo dije la jornada pasada y sé que la próxima jornada vuelve Luisinho, pero quizás lo retrasaría al lateral para no mover ese área de creación blanquiazul. Juan Carlos, Sissoko y Rabello combinan, dominan y cualquiera de los tres pueden generar un gol en cualquier momento.

7. El mediapunta costamarfileño es el verdadero líder del equipo en ataque. Lo que antes era Juan Emmanuel Culio ahora lo es Ibrahim Sissoko. Ese jugador que acapara todas las jugadas ofensivas, ese jugador al que buscan sus compañeros cuando no saben qué hacer con el balón y ese jugador que genera y crea el fútbol del que carecía este Deportivo tras la marcha del argentino.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.