Banquillos de quita y pon

84

Echando la vista atrás, ha habido tres casos llamativos de baile de entrenadores en toda la historia de la entidad coruñesa.


No es habitual que por un club pasen más de dos técnicos en una misma temporada y, aunque este lunes el Deportivo de La Coruña fue protagonista por la llegada de su tercer entrenador en un corto periodo de tiempo -Fernando Vázquez, tras José Luis Oltra y Domingos Paciência-, no era la primera vez que esto ocurría en la historia del deportivismo. Desde su fundación en 1906, se han dado casos similares en los que ha llegado a haber hasta cinco entrenadores.


Temporada 1933-34

El Deportivo militaba en Segunda División y empezaba a mejorar su juego a las órdenes de Félix Gila, que entrenó al equipo hasta la temporada 1932-33. Desde su marcha empezaron un par de años mediocres con posiciones no muy altas y con una crisis que obliga a los dirigentes blanquiazules a traspasar a sus jugadores más valiosos. Y entre ese ir y venir, pasan por el banquillo deportivista José Planas, Fernando Fariña y José Torres en una misma temporada.

Temporada 1976-77

Años convulsos para el club después de descender estrepitosamente desde la Primera (1972-73) hasta la Tercera División (1974-75), aunque un año más tarde se consiguió subir de categoría. La deuda económica del Deportivo incrementaba de manera constante y se produjo la dimisión del presidente Manuel Sánchez Candamio. En la temporada 1976-77 se vivió en la entidad coruñesa el mayor trasiego de técnicos que ha habido hasta la fecha. José Héctor Rial Laguía, José María Martín Rodríguez, José María Sertucha, José López Rodríguez y Juan Arza Íñigo. Un récord difícil de repetir y que finalmente dejó al equipo en el undécimo puesto.

Temporada 1987-88

Poco antes del comienzo de la era Lendoiro también se produjeron frecuentes rotaciones en los puestos técnicos. El Deportivo, que acostumbraba a luchar en los puestos altos de la Segunda División, se encontraba en puestos de descenso. Bajar a Segunda División B supondría una desaparición casi segura. Eusebio Ríos estaba al mando desde la temporada 1986-87, pero en la jornada 7 fue sustituido por Luis Rodríguez Vaz. El de Vilardevós entrenaba a los coruñeses por segunda vez y duró en esta ocasión 16 jornadas hasta que llegó Arsenio Iglesias para obrar el milagro de la salvación. Con una extensa trayectoria previa en el club, consiguió la permanencia en el último minuto de la última jornada después de ganar al Racing de Santander.

Temporada 1996-97

Aunque estas son las tres situaciones en las que más se ha cambiado de preparadores por parte de los herculinos, no podía obviarse la campaña 1996-97 cuando tres nombres ocuparon el banquillo. El galés John Benjamín Toshack era destituido después de Navidad en su segundo año con el club. Antes de que Carlos Alberto Silva tomase el relevo, José Manuel Corral estuvo al mando de forma eventual hasta que el brasileño se incorporó a los entrenamientos. La principal diferencia con los otros casos es que Corral ya formaba parte del club como interino.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.