Borges: “La agresividad es algo que podría mejorar, hay que ser autocrítico”

75

Como consecuencia de lo trascendental que es esta semana para el Deportivo y después de que Pedro Mosquera se pasara ayer por la sala de prensa, hoy le tocó el turno a otro de los capitanes de la plantilla: Celso Borges. El costarricense, que reconoció que han sido días “difíciles por la goleada” pero también “con mucha ilusión trabajando esta semana y sabiendo que de esta situación se puede salir adelante ganando”.

Además, quiso dar por zanjado el tema Çolak, que hoy trabajó ya con normalidad, y aseguró que “la única manera de sacar esto es conjunto”. “Necesitamos de todos y tener una mentalidad de unión. A pesar de que vengan tiempos difíciles hay que luchar todos juntos”, dijo.

Consciente del hastío de la afición, asumió que “hay poco que decirle” ya que “la gente lo que quiere es que ganemos y seamos un equipo del que sentirse orgulloso”. “Es nuestro deber. Nosotros poco podemos decir, necesitamos todos una victoria”, apuntilló.

En cuanto al duelo del Santiago Bernabéu, reconoció que “es muy complicado que en 45 minutos te metan esa cantidad de goles” y no quiso “hacer comparativas” con el Leganés: “ahora es una posición un poco difícil porque tú pierdes y otro equipo va y gana. En el fútbol pasan estas cosas”.

De cara al Levante, aseveró que “todos los escenarios que nos imaginamos es saliendo victoriosos” ya que “tenemos una rivalidad directa esta campaña, en casa y contra un rival así es importante ganar para salir de una situación de la que a nadie le gusta estar”. “Queremos un resultado inmediato pero tampoco podríamos tirar la toalla. Hay que hacer esto para que el grupo se mantenga sano y porque las cosas todavía se pueden hacer bien”, añadió. Por otro lado, destacó que el de Muñiz “es un equipo que ha dejado un poco de puntuar” pero “son bastante ofensivos dentro de su orden defensivo” por ello tendrán que “evitar las transiciones rápidas”.

Sobre los nuevos, destacó que “vienen a integrarse rápidamente” y definió a Koval como “un portero muy reactivo y rápido” que “entrena tan bien como los demás” y a Bóveda como “un buen jugador, muy intenso”.

Pese a la situación, Borges no hace cálculos para lsa salvación: “estas tres temporadas he escuchado siempre muchas cifras de puntos, a veces son menos, otras veces son más. Hay que ir ganando y viendo cómo van los partidos. No manejo una cifra de puntos para la salvación. No puedo ni acercarme a una cifra. Lo que me interesa es que estemos ganando, así la dinámica cambia y te despreocupas un poco”.

Semana tras semanas, la agresividad parece una de las asignaturas pendientes en el Dépor y Borges asumió su parte de culpa. “Es algo que podría mejorar, indiscutiblemente. Es algo que tengo muy presente y hay que ser autocrítico. Si hay que hacer más faltas, obviamente sin ir a reventarle la cabeza a nadie. Nos está penalizando eso”, dijo.

Sobre el Autor