fbpx

Las claves del Juvenil A del Deportivo

0

El Juvenil A del Deportivo se proclamó el pasado domingo campeón de la primera fase de División de Honor tras superar por 0-2 al Ural en el derbi coruñés. El equipo dirigido por Óscar Gilsanz ha sido capaz de terminar dos puntos por delante del Celta, al que ganó los dos duelos directos, y partirá además con seis de ventaja sobre el Sporting de Gijón, campeón del otro subgrupo. En la segunda fase, que comenzará dentro de tres semanas y todavía no tiene calendario, los blanquiazules se enfrentarán a una vuelta a los cinco primeros del grupo de asturianos y cántabros. Buscarán así alzarse con un título que no cosechan desde 2010. A continuación, los aspectos clave en este primer éxito de terminar como campeón gallego:

Acierto en los fichajes

Nico Clouston (2002, Calasanz), Guille Bueno (2002, Areosa), Brais Val (2002, Valencia) y Raúl Martiñán (2002, Arosa). Esos fueron los cuatro fichajes que el departamento de captación del fútbol base realizó para el Juvenil A del Deportivo y todos han sido importantes.

Clouston, un central de más de 190cms, ha sido la pareja habitual de Dani Barcia (2003) en el centro de la zaga y ha dado sobriedad a la línea defensiva. Correcto pero con pocos riesgos en salida de balón, el coruñés de origen escocés ha sido especialmente útil en partidos lejos de Abegondo. Si su equipo se ve obligado a defender más cerca de su área, su juego aéreo defensivo se convierte en decisivo. Todavía más peso en el equipo ha tenido Brais Val. Vigués, pasó del Celta al Valencia y el pasado verano recaló en el Deportivo para dar un salto de calidad al centro del campo blanquiazul. Mediocentro de perfil defensivo, ha sido el líder del equipo desde el primer día, teniendo mucha responsabilidad en la salida de balón y contagiando al resto de compañeros su capacidad competitiva.

Por su parte, desde la provincia de Pontevedra llegaron dos futbolistas que han tenido menor participación pero también han sumado positivamente. Guille Bueno, procedente del Areosa de Liga Nacional, comenzó la pretemporada con el Fabril y encandiló a Valerón desde el principio, que pronto lo convirtió en su lateral izquierdo titular. Después de solo cuatro jornadas a las órdenes de Gilsanz, dio el salto al filial, con el que acumula ya más de 1000 minutos. Raúl Martiñán, que en la 19/20 había participado con el Arosa en Tercera División, ha alternado junto al capitán Mario Domínguez (2002) como acompañante de Brais Val en el centro del campo y fue especialmente importante en el inicio de la segunda vuelta.

Brais Val en una acción del Ural – Dépor. Foto: Fernando Fernández.

Crecimiento competitivo

Pese al sobresaliente momento actual, la temporada del Juvenil A no ha sido completamente lineal ni empezó de la mejor manera. En la primera jornada, los blanquiazules perdieron por 3-0 en Lugo y, dos semanas después, empataron en su visita al Conxo Santiago (penúltimo clasificado). Entonces, los de Óscar Gilsanz sufrían lejos de Abegondo e incluso en casa carecían de continuidad y contundencia en su juego. Sumaban puntos, hacían goles, pero sus partidos se decantaban principalmente por acciones individuales. Sin embargo, el equipo comenzó a crecer en el inicio de la segunda vuelta y a imponer su plan tanto en casa como lejos de ella.

Cediendo solo dos puntos en los últimos 11 encuentros, los de Gilsanz son ahora un conjunto capaz de competir en cualquier situación y de mantenerse cómodo con y sin pelota. O domina o contraataca, pero sea cual sea el papel el gol siempre está más cerca de ser blanquiazul.

Gilsanz y su cuerpo técnico han aumentado la capacidad competitiva del Juvenil A. Foto: Fernando Fernández.

Gran aprovechamiento de la plantilla

Otra de las claves del buen momento del equipo ha sido el alto rendimiento de prácticamente toda la plantilla. Después de ese inicio titubeante, Trilli (2003) y sobre todo Yeremay (2002) se echaron el equipo a la espalda y lo mantuvieron a flote durante la primera vuelta, para que posteriormente más futbolistas se sumaran a la causa.

Los centrales Clouton (2002) y Barcia (2003) elevaron el nivel, protegidos por delante por un Brais Val (2002) cada vez más influyente y con el apoyo de Brais Suárez (2003), que se convirtió en el portero titular y fue decisivo en varios partidos. Pero fue en ataque donde varios futbolistas dieron un paso al frente. Sin Yeremay, ya en dinámica del Fabril, Nájera (2003) y Noel (2003) aumentaron su importancia y sus cifras goleadoras; mientras que Mella (2005) regresó de su lesión para aportar profundidad y desequilibrio por la banda izquierda.

Goleadores del Juvenil A:
12 goles: Nájera
8 goles: Noel
6 goles: Yeremay y Do Carmo
3 goles: Barcia, Padín y Urdiales
2 goles: Mario
1 gol: Canales, Raúl, Jairo, Vituco, Fito, Teijo y Mella

Mella emergió cuando Yeremay pasó al Fabril. Foto: Fernando Fernández.

Minutos de calidad para jugadores del Juvenil B

Además de sacar un máximo rendimiento de su propia plantilla, Gilsanz no ha dudado en echar mano de jugadores del Juvenil B o incluso del Cadete A. Sin tener en cuenta el caso de David Mella, que pese a su edad ya ha estado toda la temporada en dinámica del Juvenil A, varios han sido los jóvenes que han tenido minutos importantes llegando desde los equipos inferiores. En las últimas jornadas, el lateral Kike Teijo (2004) se ha asentado como titular, ya sea en banda derecha o en banda izquierda; mientras que el extremo cántabro Cristian Canales (2004) participó en 10 partidos a lo largo de la temporada, siendo incluso titular en Afouteza contra el Celta. Además, han gozado de minutos el delantero Martín Ochoa (2004), los extremos Nacho Díaz (2004) y Álex Delgado (2005), el mediapunta Diego Gómez (2004), los laterales zurdos Diego Fuentes (2003) y Álex González (2004) y el central Seydiba Mendes (2004).

El lateral Kike Teijo ha sido clave en las últimas jornadas. Foto: Fernando Fernández.

Sobre el Autor

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar