Corte de digestión

0

El Deportivo dejó escapar ante el Numancia dos puntos por pura soberbia (2-2). Después de un primero tiempo en el que fue insultantemente superior a su rival, la desconexión al volver del descanso acabó costando cara. Falta de tensión defensiva, de acierto en ataque y sin madurez para defenderse con el balón fueron tres ingredientes que pesaron demasiado en un equipo que acabó el encuentro sin ideas.

  • Atropello. No quería confianzas Natxo, ni parece quererlas tampoco la plantilla. En los primeros diez minutos de encuentro el conjunto blanquiazul se llevó por delante al Numancia a base de juego y presión alta. Expósito pudo abrir el marcador con un cabezazo que se fue ligeramente desviado y Quique se encontró con Juan Carlos tras una gran volea. Todo ello como preludio al gran tanto de Edu. Saúl, que vivió como extremo desde el saque inicial, puso un balón en el área que prolongó Borja Valle hasta la frontal. Ahí apareció el catalán para mandar la pelota con violencia lejos del portero numantino.
  • ¿Y tú qué sabes hacer? Con la superioridad en ataque ya patente, el Dépor decidió entonces darle una oportunidad a su rival. El conjunto soriano fue atrevido con el balón, pero carecía de ideas ante el muro montado por Pablo Marí y Domingos Duarte. Los dos centrales estuvieron mayúsculos en los pocos centros que Saúl y Bóveda, también enormes, dejaron pasar. La impotencia del Numancia se reflejó en el segundo tanto, tras un regalo de Diamanka a Borja Valle que el berciano se cobró con un gran disparo cruzado.
  • Empanada. El equipo blanquiazul no salió a tiempo del túnel de vestuarios tras el descanso. Entre ello y la entrada de Oyarzun igualaron una balanza que de clara tendencia local. Natxo cambió el sistema para proteger las bandas con un 4-2-3-1, pero ni así frenó la sangría. Tras varias llegadas numantinas se produjo lo inevitable. Oyarzun se fue de Bóveda con facilidad y puso un fino centro al segundo palo que Medina cabeceó a gol entrando con todo.
  • Crimen y castigo. Después de la siesta vino la locura. El Numancia ya se había entregado a un ida y vuelta. Todo o nada. Y fue todo gracias a la falta de puntería del Dépor. Cada centro de Saúl era peligro, pero de nuevo ningún atacante blanquiazul encontró la portería rival. Sí lo hizo Diamanka tras un nuevo caramelo de Oyarzun. El centrocampista empujó en el segundo palo un balón que Dani Giménez ya daba por imposible y empató un partido que parecía inalcanzable.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Dani Giménez; Bóveda, Domingos, Marí, Saúl; Expósito (Krohn-Dehli, min.78), Mosquera (Bergantiños, min.66), Carles Gil (Santos, min.84), Vicente; Valle , Quique.

CD Numancia: Juan Carlos; Medina, Atienza, Gutiérrez, Mateu; Escassi; Yeboah (Kako, min.89), Villalba, Diamanka, Nacho (Oyarzun, min.46); Higinio (Viguera, min.58).

Goles: 1-0, min.10: Edu Expósito. 2-0, min.29: Borja Valle. 2-1, min.59: Medina. 2-2, min.78: Diamanka.

Árbitro: Arcediano Monescillo, castellano-manchego. Expulsó a Saúl con doble amarilla y amonestó a Vicente en el Dépor.

Incidencias: Estadio de Riazor, 15.658 espectadores. Partido correspondiente a la jornada 17 de Segunda División.

Sobre el Autor