Cuatro días para tres fichajes

375

El Deportivo apura sus opciones para hacerse con los servicios de un central, un extremo y un delantero, aunque para ello tendrá que desvincularse de algunos de sus actuales futbolistas.

El tiempo avanza demasiado deprisa para el Deportivo. La incertidumbre sobre la continuidad o no de la actividad del club en julio obligó al conjunto herculino a centrarse en la planificación deportiva con un mes de retraso. Ahora, a cuatro días para el cierre del mercado de fichajes -2 de septiembre-, los gallegos tienen varios frentes a resolver, tanto en el apartado de salidas como en el de llegadas.

“Queremos incorporar a Carlos Marchena. (…) Estamos interesados en Salomão, aunque no sé si él piensa de la misma forma”, aseguró ayer Augusto César Lendoiro en el acto de presentación de Borja Bastón. Al central y al extremo hay que sumar las ganas -y la necesidad- del club coruñés por hacerse con los servicios de otro ‘nueve’ más, un puesto en el que Álex Geijo “ya no es una prioridad”. En total, tres demarcaciones en las que la secretaría técnica trabaja a destajo para dejar cubiertas durante los próximos días. Pero antes tiene que haber salidas.

La posición en la que hay excedente es la de lateral. En estos momentos, los herculinos cuentan con cinco jugadores para dos posiciones. Laure y Manuel Pablo son dos fijos para Fernando Vázquez, mientras que Luisinho acaba de llegar y, como es lógico, no va a salir. Diego Seoane y Ayoze Díaz parecen estar jugándose un puesto en el Deportivo, y todo apunta a que uno de los dos abandonará el club en los próximos días.

Por otro lado, David Rochela tampoco entra en los planes del de Castrofeito. Además de Kaká y de Pablo Insua, titulares en los dos primeros partidos de Liga, el tercer central que ha entrado en las convocatorias ha sido el fabrilista Uxío Marcos, dejando al de As Pontes en la grada. Rochela podría ser otro de los que abandonen la disciplina gallega en las siguientes fechas, a pesar de que Lendoiro comentó ayer que su representante, Eugenio Botas, no ha informado de la situación del zaguero “desde hace cuatro meses” y que el tema está parado.

De la primera plantilla, el Deportivo solo espera dar salida a uno de los laterales y a Rochela, ya que tanto Vázquez como el presidente herculino han dejado claro que “no se irá ninguno de los jugadores importantes”. Pero para poder incorporar a los tres deseados, los gallegos tendrían que desvincularse todavía de más futbolistas si no quieren superar el límite salarial. Por ello, a Lendoiro no le ha bastado con trabajar a contrarreloj en los fichajes, sino que se ha empeñado en tratar de convencer a la Liga de que aumente el presupuesto para contrataciones, porque para él, “de 20 millones no se puede dedicar solo un 25 por ciento a fichar”.

Así, entre unas cosas y otras, al Deportivo se le acaba el plazo. Si le da tiempo, la plantilla podría ser una de las mejores de la categoría; pero en caso de no incorporar a nadie, las limitaciones en algunos puestos serían notorias y tocaría encomendarse al apartado físico para no depender en exceso de los canteranos.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.