¿Debe hacer Oltra una revolución en su once?

74

Los malos resultados de las últimas semanas y la caída a puestos de descenso abren un debate sobre la idoneidad de hacer cambios en el once o no, algo que debaten nuestros redactores Antonio Bellot y Manuel Laya.

J.B. Toshack hizo famosa tras una clara derrota con el Real Madrid la frase “al final acaban jugando los mismos 11 cabrones de siempre”. Pese al inapropiado vocabulario, quedó bien a las claras el sentir de los entrenadores cuando las cosas no salen bien. José Luis Oltra tiene ante sí un quebradero de cabeza en vista de los malos resultados cosechados las últimas semanas, si confiar en los mismos o hacer una revolución. Sobre esto debaten nuestros redactores, ¿con cuál estás de acuerdo? Participa con nosotros.

ANTONIO BELLOT

Cuando algo no funciona lo mejor es probar las distintas opciones no utilizadas hasta el momento. El principal motivo es dar la oportunidad de reivindicarse a los teóricos suplentes, algo que también puede servir para dar un toque de atención a aquellos jugadores que no han jugado al nivel esperado. Muchas veces cuando un futbolista sabe que tiene el puesto asegurado se confía y reduce su esfuerzo y su rendimiento.

José Luis Oltra ha demostrado la temporada pasada que no le tiembla el pulso a la hora de sentar en el banquillo a jugadores que no han hecho su trabajo como se esperaba de ellos. Morel y Juan Domínguez se aprovecharon de ello el año pasado para hacerse con un hueco en el once en detrimento de Ayoze y Jesús Vázquez. Los suplentes son conscientes de que si aprovechan su oportunidad pueden convencer al técnico para gozar de su confianza a la hora de elaborar las alineaciones.

Tras los malos resultados de las últimas jornadas quizá sea el momento de dar oportunidad a jugadores como Tiago Pinto, Salomão, Camuñas o incluso Nélson Oliveira, que podrían traer algo de aire fresco al once inicial blanquiazul. Futbolistas como Evaldo, Pizzi o Bruno Gama están siendo muy cuestionados en este inicio de campaña, por lo que Oltra debe introducir varios cambios para poder lavar la imagen ofrecida por el equipo en las últimas jornadas.

NO

MANUEL LAYA

El problema de los malos resultados del Dépor en estas últimas jornadas de Liga no está en el once del equipo sino en algunos pequeños ajustes y el planteamiento de los partidos, sin olvidar que nos hemos enfrentado a equipos de la talla del Valencia, Sevilla o Real Madrid, además del Barcelona y el Celta, próximos rivales.

El mayor problema como sabe todo el mundo está en la defensa y Oltra debe rotar hombres atrás hasta encontrar su zaga perfecta. A la espera de debutar están Tiago Pinto, Seoane y Roderick, las combinaciones posibles son muchas y sólo falta ajustar el muro que de consistencia a los partidos y mantenga los resultados a favor.

El Dépor es uno de los tres equipos más goleados pero también hay que tener en cuenta que solo los cinco primeros y el Valladolid, han marcado más goles que los blanquiazules, por lo que el rendimiento es bueno. Hacer cuatro o cinco cambios en el equipo titular sería un error, si bien apuesto por las rotaciones paulatinas cuando algún jugador baje de nivel ya que el Dépor tiene buen banquillo este año con hombres de calidad como Nélson Oliveira, Salomão, André Santos, Alex Bergantiños…

Por otro lado, se echa en falta la garra y las ganas que todo el mundo vio en la segunda parte del partido ante el Valencia, algo que tienen que poner los jugadores y que es un sentimiento a nivel colectivo de salir enchufados y matar un partido y no a especular. Ahí el técnico valenciano tiene su mayor responsabilidad. La solución no es un cambio radical de muchos jugadores, ni el cambio de un estilo que funciona y gusta sino ajustar y trabajar algunos factores en el equipo a todos los niveles: jugadores, motivación, intensidad y planificación antes rivales muy superiores.

TERMÓMETRO DE LA AFICIÓN:

Lo sentimos, no hay encuestas disponibles en este momento.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.