fbpx

Por inercia

0

El Deportivo empieza con buen pie la segunda fase gracias a su victoria por la mínima contra el Marino de Luanco (1-0). Al equipo blanquiazul le costó mucho encontrar los caminos al área ante un equipo ordenado y con oficio. Se notaron los nervios, pero los tres puntos permiten mantener la ventaja con el tercer puesto y borrar el regreso de posibles fantasmas.

  • Opción atrevida. La duda durante toda la semana había sido por quien apostaría De la Barrera para cubrir la baja de Uche Agbo en el centro del campo. El técnico coruñés se decantó por la opción atrevida, retrasando a Raí a la medular y apostando por Lara en el tridente ofensivo. Cara y cruz, con buenos minutos para el brasileño, pero sin que el sevillano tuviera la claridad de ideas que le exigía una defensa tan cerrada como la del Marino de Luanco.
  • Cambio de escenario. La mejoría del Dépor se había cimentado en las últimas semanas en una presión alta que desactivaba a los rivales. Pero eso le da igual al cuadro asturiano, que no duda en buscar a sus puntas con balones largos. Los Mujaid, Granero, Bergantiños y Villares tuvieron más problemas de lo habitual para ganar los duelos y por ahí llegaron problemas. En ataque, tener que construir desde atrás también era algo nuevo para el equipo blanquiazul. Costó mover el balón con velocidad y el juego sólo se aceleraba cuando el balón pasaba por Keko o por Raí.
  • A la tercera fue la vencida. El conjunto herculino siguió buscando el gol con calma y con las mismas pocas ideas en la segunda parte, pero consiguió que el árbitro se avergonzara y pitara una de las tres jugadas polémicas que hubo en el área del Marino. Lara le hizo picar a Borja casi sobre la línea de fondo y Miku no perdonó desde los 11 metros. Hasta el final, el Dépor logró defender con la pelota, pero sin ser capaz de sentenciar.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Lucho Gracía; Bóveda, Mujaid, Granero (Valín, 52′), Salva; Villares, Bergantiños, Raí (Rayco, 82′); Keko (Galán, 82′), Miku (Beauvue, 82′), Lara (Gandoy, 69′).

Marino Luanco: Chechu; Borja, Morilla (Orviz, 73′), Trabanco, Prado, Guaya; Morán (Iván, 73′), Matador (Enol, 85′), Lora (César, 85′); Álex Arias, Mendi (Chiqui, 53′).

Goles: 0-1, min.61: Miku, de penalti.

Árbitro: Pozueta Rodríguez, colegio cántabro. Amonestó a Gandoy (77′) y Villares (85′) en el Dépor y a Morán (38′) y Morilla (70′) en el Marino Luanco.

Incidencias: Estadio de Riazor. Partido correspondiente a la jornada 1 de la segunda fase de Segunda B de la temporada 2020-21.

Sobre el Autor