Devesa dice no “saber nada” del Fabril

198

Tras la consecución del campeonato por parte del primer equipo cadete, el técnico afirma desconocer las intenciones del club al mismo tiempo que reconoce haber escuchado “rumores” sobre la posibilidad de que él pueda ser el elegido.

Después de más de una década formando parte del organigrama de técnicos que integran el fútbol base del R.C. Deportivo, José Luis Devesa aparece en todas las quinielas para ser el sustituto de Tito Ramallo en el banquillo del Fabril. Entrenador del Cadete A del Deportivo que este fin de semana venció al Celta en Abegondo y se alzó con el título de la competición regular, podría ser nuevo entrenador del Fabril.

Con una dilatada trayectoria avalada por el trabajo bien hecho y varios títulos (dos campeonatos en la División de Honor cadete y otros dos en la División de Honor juvenil), el preparador coruñés reconoce que “se rumorea” que desde el club podrían darle la oportunidad de dirigir al filial, si bien “también cabe la posibilidad de que decidan que otra persona de las que trabajan en el club sea la indicada, incluso puede ser alguien de fuera. Yo solo he escuchado rumores. La última vez que me comentaron esa posibilidad desde dentro del club fue hace un año aproximadamente, y desde entonces no hemos vuelto a tocar ese tema. Ahora mismo puedo afirmar que no sé nada”, explica.

Sobre el buen papel que sus pupilos han venido desarrollando a lo largo de toda la temporada y que finalmente ha rematado con la consecución del campeonato gallego de la categoría, el técnico afirma sentirse satisfecho “independientemente de haber salido campeones o no, nosotros teníamos la conciencia tranquila y las ideas claras porque el objetivo principal ya estaba conseguido y no es otro que ver como los chavales son capaces de plasmar en el campo una filosofía y un estilo de juego que es el que nos marcan desde el club. Mucha gente que se acercó este fin de semana por primera vez para verlos jugar se pudo ir realmente satisfecha de cómo juegan nuestros chavales. Es una pasada incluso verlos entrenar. Este año tuve una plantilla de 24 jugadores y le han puesto una intensidad enorme desde el primer día. Todo eso es más importante que quedar campeones, aunque no cabe duda de que siempre es una alegría, y más tal y como se desarrolló en esta ocasión, ganándole al Celta en nuestra casa en el último partido”, dijo.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.