Diciembre: mes de exámenes finales para Gaizka Garitano

91

Cinco meses y medio después de su llegada a Coruña, Gaizka Garitano atraviesa momentos muy delicados como entrenador del Dépor. El vasco ha recibido el apoyo público del presidente Tino Fernández y el director deportivo Richard Barral, pero la sucesión de resultados negativos ha mermado su crédito entre la afición. Sólo un punto separa al equipo de los puestos de descenso, tras 13 jornadas que sitúan a los blanquiazules como el quinto conjunto menos goleador, el sexto más goleado y el tercero que menos gana de la Primera División. Así las cosas, el mes de diciembre que hoy comienza llega cargado de exámenes finales para el técnico.

El primer match ball de Garitano tendrá lugar el próximo lunes, 5 de diciembre, con la visita a Riazor de la Real Sociedad. El donostiarra es uno de los elencos más en forma de la Liga Santander, es quinto en la clasificación y se antoja un adversario duro para los coruñeses. Aunque el rumor sobre una posible destitución del entrenador en caso de derrota está en la calle, tomar esa decisión no resultaría sencillo para la directiva deportivista: cinco días después, los blanquiazules jugarán ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Un margen escaso para preparar una cita extremadamente complicada para el hipotético sucesor de Gaizka en el banquillo.

Así las cosas, el último compromiso liguero del año 2016 podría ser el que terminara por definir el futuro del ex de Eibar y Valladolid. El domingo 18 de diciembre desde las 18:30 el Dépor se enfrentará a Osasuna, una cita que se prevé dramática y posiblemente trascendental en la lucha por la permanencia. Los de Joaquín Caparrós son ahora mismo penúltimos, tres puntos por detrás; y deberán enfrentarse al Sporting en Gijón y al Barça en El Sadar antes del choque en Riazor.

Mucho menos importante parece, a priori, el último partido oficial del año. La eliminatoria de Copa del Rey ante el Betis se decidirá el miércoles 21 de diciembre en A Coruña, pero lo que ocurra en ese encuentro no tendrá tanto peso en la postura que los dirigentes del Deportivo tomen sobre el entrenador. La distancia con la zona de descenso a finales de diciembre será la que determine la nota de Gaizka Garitano en unos exámenes que, para él, pueden ser finales.

Sobre el Autor