Domínguez: “Estou cómodo con dous dianteiros arriba”

247

O centrocampista valorou en rolda de prensa o bo momento deportivista, analizou ao Eibar e respondeu preguntas acerca da súa situación e o seu rendemento persoal.

O Deportivo das últimas semanas aumentou as súas prestacións a nivel ofensivo, e aínda que queda moito por mellorar, Juan Domínguez recoñeceu en rolda de prensa que efectivamente deron un paso adiante. “É algo que tiñamos pendente, mellorar a faceta ofensiva, sobre todo na creación do xogo. Creo que aínda temos que mellorar moito, pero creo que si se nota diferenza entre a actualidade e o inicio da tempada”, expuxo.

Gran parte da súa intervención estivo centrada en valorar o cambio de sistema, e se ben non quixo asumir responsabilidades que competen a Fernando Vázquez, indicou as vantaxes que para el ten o 4-4-2. “Síntome cómodo co 4-4-2, hai espazo, non estamos todos aglomerados no centro e fai que te poidas mover con máis liberdade. Eu estou cómodo con dous dianteiros arriba”, afirmou. Ademais, cre que con esta táctica, el e Culio moléstanse menos e ambos teñen máis definido o seu rol no xogo. “Con este sistema tapámonos un pouco menos”, admitiu. Recoñeceu que ás veces noutros encontros “un tapaba ao outro” e cre que coa decisión que tomou o míster o sábado pasado “parece que cada un ten a súa parcela máis definida”.

Preguntado sobre o seu rendemento, e a se cría que ante o Alavés mellorara a súa achega ao equipo, o de Narón mostrouse rotundo ao sinalar que para el “o rendemento é o mesmo, inflúen moitas circunstancias que desde fóra a xente non analiza”. “Á mínima que baixo o rendemento os meus amigos dinme que me dan paus por todos os lados. Non é algo que me teña ocupada a cabeza. A valoración que me importa é a do adestrador”, resolveu.

En canto ao rival, fixo referencia á fortaleza do Eibar como local, e definiu aos seus futbolistas como “moi intensos, rochosos, defensivamente moi fortes”. Ademais, tamén avaliou a dificultade que entraña xogar nun campo de reducidas dimensións como Ipurúa, se ben ten claro que non pode servir como escusa. “Nótase a diferenza. Evidentemente hai que adaptarse e ninguén xoga con vantaxe”, finalizou.

Domínguez: “Estoy cómodo con dos delanteros arriba”

El centrocampista valoró en rueda de prensa el buen momento deportivista, analizó al Eibar y respondió preguntas acerca de su situación y su rendimiento personal.

El Deportivo de las últimas semanas ha aumentado sus prestaciones a nivel ofensivo, y aunque queda mucho por mejorar, Juan Domínguez reconoció en rueda de prensa que efectivamente han dado un paso adelante. “Es algo que teníamos pendiente, mejorar la faceta ofensiva, sobre todo en la creación del juego. Creo que aún tenemos mucho que mejorar, pero creo que sí se nota diferencia entre la actualidad y el inicio de la temporada”, expuso.

Gran parte de su intervención estuvo centrada en valorar el cambio de sistema, y si bien no quiso asumir responsabilidades que competen a Fernando Vázquez, indicó las ventajas que para él tiene el 4-4-2. “Me siento cómodo con el 4-4-2, hay espacio, no estamos todos aglomerados en el centro y hace que te puedas mover con más libertad. Yo estoy cómodo con dos delanteros arriba”, afirmó. Además, cree que con esta táctica, él y Culio se molestan menos y ambos tienen más definido su rol en el juego. “Con este sistema nos tapamos un poco menos”, admitió. Reconoció que a veces en otros encuentros “uno tapaba al otro” y cree que con la decisión que tomó el míster el sábado pasado “parece que cada uno tiene su parcela más definida”.

Preguntado sobre su rendimiento, y a si creía que ante el Alavés había mejorado su aportación al equipo, el de Narón se mostró rotundo al señalar que para él “el rendimiento es el mismo, influyen muchas circunstancias que desde fuera la gente no analiza”. “A la mínima que bajo el rendimiento mis amigos me dicen que me dan palos por todos los lados. No es algo que me tenga ocupada la cabeza. La valoración que me importa es la del entrenador”, zanjó.

En cuanto al rival, hizo referencia a la fortaleza del Eibar como local, y definió a sus futbolistas como “muy intensos, rocosos, defensivamente muy fuertes”. Además, también evaluó la dificultad que entraña jugar en un campo de reducidas dimensiones como Ipurúa, si bien tiene claro que no puede servir como excusa. “Se nota la diferencia. Evidentemente hay que adaptarse y nadie juega con ventaja”, finalizó.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.