El aficionado del Deportivo agredido por ultras del FC Porto sigue ingresado en el CHUAC

60

“A maioria xa en casa despois do triste espectáculo de Porto, tanto dentro como fora do campo, con moitos hinchas agredidos”. Este fue uno de los primeros mensajes que se pudieron leer en las redes sociales después del partido contra el FC Porto. Ultras del equipo luso agredieron a varios aficionados del Deportivo a la salida del partido amistoso como motivo de la presentación de su equipo. Un mensaje de la Peña Deportivo Verín, que posteriormente añadiría “gracias a tod@s polos animos, todo quedou nun desagradable incidente q non merece a pena darlle mais publicidad”.

Todo parecía un susto, salvo para A.P.S., un joven aficionado del Dépor de 22 años que ha sufrido una triple fractura en su rostro. Este hincha herculino llegó a ser perseguido por hasta veinte seguidores del FC Porto para finalmente ser brutalmente agredido. En un principio lo ingresaron en la ciudad lusa, siendo trasladado al CHUAC en la madrugada del luens al martes donde permanece ingresado. De hecho, tendrá que ser intervenido quirúrgicamente de sus lesiones.

Ha sido su padre, Gabriel Pacín, quien se puso en contacto con el diario DXT Campeón para explicar lo sucedido. “Vamos a mandarle los informes de la policía portuguesa tanto al Deportivo como a la Federación Española de Fútbol, a Comisión Antiviolencia y a quien haga falta, porque hay que denunciar a esta gente y, sobre todo, empezar a ponerles coto, porque hay mucha connivencia de los clubes con los violentos, y hay que erradicarlos del fútbol, porque los espacios públicos no son de esta gente”, apunta en el citado diario.

Como él mismo indica, “es muy triste que mandes a un hijo por la mañana a un partido de fútbol y que a lo mejor lo recojas por la noche en una caja de pino”. Añade que a él ni le van a “atemorizar ni me van a callar”. “Ya está bien que los violentos se hagan dueños de las calles, porque las calles son de los ciudadanos. Soy un directivo del Once Caballeros desde hace muchos años y me duelen muchísimo estas cosas porque el fútbol no es esto”.

Sobre el Autor