El Dépor no tiene plan

240

Por mucho que Pepe Mel lo niegue e incluso se enfade cuando se lo preguntan, su Dépor no sabe a qué juega. Y si lo sabe, los jugadores no lo ponen en práctica. Eso es lo que se saca en limpio de las cuatro jornadas que van de Liga, en las que lo único positivo está siendo la pegada blanquiazul. Esa es la gran diferencia con el curso pasado, el talento en ataque, que de todas formas no sirven para tapar las vergüenzas de un sistema defensivo que sale a casi tres goles encajados por partido, lo que se traduce en un punto de doce posibles.

Porque para colmo, el conjunto coruñés sigue necesitando recibir una bofetada para meterse en el partido. Ante el Betis no fueron tres minutos los que se tardó en encajar, sino 15. Fue lo que tardó el sistema defensivo en quedar de nuevo en evidencia. Tello se recorrió medio campo desde la banda izquierda y abrió a Barragán, en la derecha. El lateral pudo pensarse varias veces el centro hasta poner el balón en la cabeza de Sergio León. Falló también Juanfran, que ni siquiera molestó al delantero, y Pantilimon, que no tuvo la mejor puesta en escena con un despeje blandito para que Joaquín abriera el marcador.

Mel había llevado a cabo la revolución anunciada, con hasta cinco cambios con respecto a la última jornada. Incluido la entrada de Borges por Mosquera en el doble pivote. El equipo siguió sin generar fútbol, en parte, por el lamentable partido de Guilherme, superado en defensa e impreciso en ataque.

Pero como también sucedió ante la Real, el equipo se encontró con un gol de la nada. Tras una recuperación en el centro del campo, Borges hizo temblar el larguero con un voleón que ya merecía el gol. El rechace largo le llegó a Cartabia, que tras librarse de un rival conectó un potente zurdazo que sorprendió a Adán. El argentino apenas tiene influencia en el juego, pero tiene esa maldad en los últimos metros que ahora mismo lo hace indispensable.

El gol reforzó al Dépor e hizo que le entraran dudas al Betis, que perdió el control del balón. Apareció un poco Adrián y el conjunto blanquiazul empujó algo más, pero nunca con claridad. Además la velocidad de Tello seguía haciendo mucho daño a la zaga. Joaquín y Guardado tuvieron el segundo, pero Pantilimon puede dar gracias de que ambos estén lejos de ser unos buenos cabeceadores.

El segundo tiempo comenzó con polémica. Durmisi se internó en el área y cayó ante Guilherme. Undiano señaló penalti, pero su asistente rectificó la decisión para que amonestar al lateral. De todas formas, Mel se cansó de que el brasileño, que además tenía amarilla, saliera en todas las fotos y dio entrada a Valverde para renovar por completo el centro del campo.

El Betis siguió mandando y haciendo daño por las bandas, pero las piernas empezaron a pesarle. El Dépor comenzó a disfrutar de contragolpes. Tuvo dos, pero Cartabia y Bakkali estuvieron demasiado egoístas. El belga a mayores tuvo que retirarse lesionado por una dura entrada de Feddal que en la que Undiano quiso compensar el penalti rectificado no señalando nada.

En los últimos minutos el partido se convirtió en un correcalles y en el vértigo llegó un nuevo error blanquiazul. Esta vez fue Valverde, que arriesgó tras un saque de esquina a favor y le regaló el balón a Guardado. El mexicano estuvo más lúcido que los deportivistas a la hora de llevar la contra y metió un pase magistral para Joaquín, que resolvió bien ante Pantilimon. El Dépor lo intentó a la desesperada con la entrada de Lucas, pero siempre sin fútbol. Adrián tuvo la última en un saque de esquina pero el balón se fue al lateral de la red.

FICHA TÉCNICA:

RC Deportivo: Pantilimon; Juanfran, Schär, Arribas, Navarro; Cartabia (Lucas, min.77), Guilherme (Valverde, min.54), Borges, Bakkali (Luisinho, min.70); Andone, Adrián.

Real Betis: Adán; Barragán, Mandi, Feddal, Durmisi; Javi García; Joaquín (Boudebouz, min.82), Guardado, Narvaez (Camarasa, min.51), Tello (Sanabria, min.72); Sergio León.

Goles: 1-0: Joaquín, min.4. 1-1: Cartabia, min.24. 2-1: Joaquín, min.76.

Árbitro: Undiano Mallenco. Amonestó con tarjeta amarilla a Guilherme, Navarro y Luisinho en el Dépor y a Durmisi en el Betis.

Incidencias: Estadio Benito Villamarín. Partido correspondiente a la 4ª jornada de Liga.

Sobre el Autor