El Dépor obra un nuevo milagro en el Camp Nou

87

Tras cinco jornadas consecutivas sin conocer la derrota, el Deportivo viajaba a Barcelona para disputar el que muchos habían calificado como el partido más complicado del año. La buena racha de los de Víctor Sánchez del Amo infundía cierto optimismo en el deportivismo, que tenía fe en poder arañar algún punto ante el líder. Y así fue. Pese a los goles iniciales de Messi y Rakitic, el Deportivo no se arrugó y supo remontar a través de Lucas y Álex Bergantiños.

Para frenar la calidad individual del Barcelona, actualmente uno de los mejores equipos del mundo, Víctor apeló al trabajo colectivo de sus jugadores. Esfuerzo e intensidad para neutralizar la ofensiva blaugrana. Como ya había hecho ante otros rivales difíciles, Víctor optó por cederle el dominio del balón al contrario. La estrategia pasaba entonces por estar muy centrados y atentos atrás, con parte del equipo solidario en tarea defensiva. Mientras que en el plano ofensivo, el Dépor buscaba su oportunidad a la contra, con la referencia arriba de dos jugadores veloces, como son Lucas y Jona. Fajr siempre estuvo muy atento de Busquets.

Además, Víctor introdujo nuevas variaciones tácticas en su equipo, sorprendiendo e incomodando a partes iguales a un Barcelona incapaz de desplegar todo su juego. El madrileño apostó por descolgar arriba a Lucas, Jona y Fajr para optimizar cada ocasión con el máximo de efectivos posibles y para obligar a Luis Enrique a dejar más jugadores atrás de lo deseado. Por otra parte, en el mediocampo se decantó por una formación romboide con Luisinho y Juanfran más alejados de la banda de lo habitual, situados entre Bergantiños y Fay.

La estrategia le funcionó a Víctor, ya que, no sin dificultad, sus defensas consiguieron repeler cada ofensiva de la zaga rival. Cuando recuperaban, los deportivistas buscaban el balón largo y vertical hacia sus jugadores de ataque.

Como era de esperar, el Barcelona aceptó la posesión del balón pero fue incapaz de batir a Lux en los primeros compases. De hecho, la ocasión más clara de gol la tuvo el Deportivo, en las botas de Jona, pero su disparo fue interceptado por Bravo.

Sin embargo,cuando todo marchaba bien para el Deportivo, Messi hizo gala de su calidad para adelantar a los suyos con un magistral tiro de libre directo, que se coló por la escuadra de Lux. Era el minuto 38 y a los gallegos se les multiplicaban los problemas. 1-0. Ahora además de trabajar intensamente atrás, se veían obligados a superar a una rocosa defensa con nombres propios como Piqué o Mascherano.

En la segunda mitad, el Deportivo incrementó su presencia en ataque. Los de Víctor fueron a por el gol, pero en vez de lograrlo se encontraron con otro en contra. En el minuto 62, Rakitic disparó desde fuera del área para batir nuevamente a Lux, que no llega a un tiro ajustado al palo. 2-0.

No se rindió el Deportivo. Cuando el encuentro parecía ya sentenciado para el Barcelona, volvió a aparecer Lucas Pérez, en el 77. 2-1. El de Monelos recibió en el área a pase de Cardoso, ganó la partida a Mathieu y batió con un tiro cruzado a Bravo.

El Dépor volvió a meterse en el partido y no desaprovechó la ocasión, ya que diez minutos más tarde Bergantiños batió de nuevo al guardameta culé, desde la frontal a pase de Lucas Pérez. 2-2. El empate a dos lucía en el electrónico, y el tiempo no dio para más. El Dépor veía de esta manera recompensado su esfuerzo y obraba el milagro.

Ficha Técnica:
Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Alba (Mathieu, min.76) ; Busquets, Iniesta, Rakitic (Sergi Roberto, min.72); Sandro (Munir, min 67), Messi y Suárez.

Deportivo: Lux; Laure, Arribas, Sidnei, Navarro; Juanfran (Cardoso, min.69), Bergantiños, Fayçal, Luisinho (Juan Domínguez, min.45); Jonathan (Luis Alberto, min.58) y Lucas.

Goles: 1-0, Messi, min.38; 2-0, Rakitik, min.62; 2-1, Lucas Pérez, min.77; 2-2, Bergantiños, min.86.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (colegio murciano). Amonestó a Luisinho y Laure.

Incidencias: Partido correspondiente a la 15 jornada de Liga, en el Camp Nou.

Sobre el Autor