El Dépor sigue a lo suyo

156

Los de José Luis Oltra no se despistan y mantienen la misma distancia con sus perseguidores a falta de cuatro jornadas. La inagotable pegada de los blanquiazules, la bendición de Riazor.

El Deportivo tiene el ascenso al alcance de la mano. Concretamente, a falta de 12 en juego, los gallegos tendrán que sumar cinco y estarán en Primera. Un equipo que se merece consumar el objetivo; un equipo que no se cansa de ganar, ya sea dominando o dominado; un equipo serio en defensa y con un ataque que es pura dinamita.

Ayer el Dépor venció jugando bien. Con el balón controlado desde atrás, tratado con sentido en el centro del campo y con mucha chispa en los metros finales. A los 11 minutos, el resultado era de 2-0 y olía a goleada. No obstante, Portillo marcó el gol que supuso el 2-1 y el runrún de la grada. Sufrir en exceso no se sufrió, aunque Ayoze salvó los muebles evitando el empate. Empate que no llegaría nunca tras el ingreso de Riki. Llegar y besar el santo, en poco más de un minuto, el delantero madrileño sentenció el encuentro.

Mención especial merece la afición. Una afición que no falla nunca. Sea de día, de noche, entre semana, en Riazor, en el Mini Estadi, en Soria, Girona, Guadalajara, Vigo, Alcorcón… allí van a estar ellos, cantando y alentando por un sueño que se ve cada vez más cerca.

UNO POR UNO:

Germán Lux: 6. Sin excesivo trabajo, el argentino no fue el héroe del anterior partido en Riazor contra el Valladolid por falta de ocasiones. El disparo de Portillo entró rozando el palo y era imposible pararlo.

Laure: 6. Partido tras partido, Laure está mostrando una regularidad que no tuvo la pasada temporada. Si no tiene el día con el balón, compensa sus defectos con sus virtudes: garra y sacrificio. Pidió penalti con 2-1.

Colotto: 5. El central no tuvo la mejor de sus noches en Riazor. Menos contundente de lo habitual, dejó demasiado espacio a Portillo para colocar el balón dentro de la portería.

Zé Castro: 8. El portugués hizo un partido redondo. Seguro y rápido al corte, mostró sus habilidades en la distribución tanto en largo como en corto.

Ayoze: 6. Mejoró sus prestaciones respecto al último encuentro en Numancia. De hecho, salvó al equipo blanquiazul del empate sobre la línea de gol.

Domínguez: 8. Gran encuentro del mediocentro gallego, que fue el encargado de marcar el ritmo del Deportivo desde la medular, además de aportar llegada al área. Gol y asistencia.

Bruno Gama: 7. La movilidad del portugués en banda fue un incordio continuo para los defensores amarillos. Su pase entrelíneas en el primer tanto, fantástico.

Valerón: 6. Como es habitual cada vez que tiene el balón, el mediapunta canario arrastra a varios rivales dejando más libres y con posibilidades a sus compañeros. Desahogó el juego de su equipo abriendo a una y otra banda pero no encontró el último pase.

Guardado: 7. Activo y presente en la mayor parte de las jugadas del Dépor en ataque, perdió muy pocas veces la posesión. Ayudó también en defensa a Ayoze.

Lassad: 7. Otro buen partido del franco-tunecino partiendo de inicio, con gol incluido. Oltra parece haber cambiado a un futbolista que antes mostraba apatía y ahora pelea todos los balones.

Borja Fernández: 6. Cambio habitual con el marcador a favor, el ourensano se situó por detrás de Bergantiños y Domínguez. Contundente y muy serio.

Riki: 7. Necesitó 65 segundos para marcar. Recibe en banda derecha, cede el balón hacia atrás, se cambia de costado, y Domínguez le encuentra para que cierre el partido con un potente disparo.

Pablo Álvarez: s.c. El asturiano sustituyó a Andrés Guardado los últimos cinco minutos y no entró mucho en juego.

EL MEJOR:

Bergantiños: 8. No estuvo bien en la distribución los primeros minutos, pero una vez se asentó en el partido hizo suya la zona ancha de Riazor. Arriba y abajo, el coruñés está en todas las zonas calientes del campo durante los 90 minutos. Clave para dar equilibrio al equipo.

LAS CLAVES:

Pegada de Primera. Una de las claves de este Deportivo toda la temporada es la facilidad que tiene para marcar gol. Ayer lo volvió a demostrar y en las dos primeras llegadas claras le puso muy cuesta arriba el partido a los canarios.

Diferencia de calidad. Sobre el campo se veía con claridad cuál era el equipo que pelea por regresar a la élite y el que ya no tiene posibilidades para hacerlo.

LO MEJOR:

Buen juego por (muchos) momentos. Durante la mayor parte de la primera mitad y algunos lances de la segunda, el Deportivo ofreció un fútbol vistoso, preciosista y de enorme calidad. Tienen motivos para hacerlo -30.000 motivos- y razones para elaborarlo -Valerón, Domínguez, Bruno, Lassad…-.

Misma diferencia, una jornada menos. A falta de cuatro partidos para el final de temporada, la diferencia sigue siendo de siete puntos sobre el Valladolid y el Celta, inmediatos perseguidores. El Dépor, dependiendo de otros resultados, podría ascender este fin de semana.

LO PEOR:

El empate estuvo cerca. El encuentro recordó al del Nástic. El Deportivo, por merecimientos, debería estar goleando a la UD Las Palmas en el descanso, y sin embargo el resultado era un ajustado 2-1. Ayoze salvó mediada la segunda parte lo que hubiese sido el momentáneo 2-2.

*Nota informativa: Las puntuaciones numéricas de los jugadores están hechas a partir de una media entre los integrantes de Riazor.org.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.