El día de Álex

209

El mediocentro coruñés vivió ayer una de sus mejores tardes como futbolista profesional al conseguir dos tantos en Riazor que contribuyeron a la victoria deportivista por 4-0.

Como las lecciones de Valerón son tan habituales, el segundo gran protagonista del partido de ayer, Álex Bergantiños, se ha convertido en una de las mejores noticias del Deportivo tras lo visto sobre el césped de Riazor. En un momento en el que desde algunos sectores se empezaba a criticar a la pareja de mediocentros, el coruñés realizó su mejor partido con el equipo de sus amores al marcar dos tantos y cuajar una gran actuación.

Tras el entrenamiento matutino programado por Oltra durante el día de hoy, el coruñés atendió a los medios de comunicación con una gran sonrisa. “Da gusto levantarse así, estoy muy contento por la victoria y por cómo salió el partido”, explicó. En ambos goles se aprovechó de dos asistencias antológicas de Valerón. “Con él es todo más fácil porque sabes que tiene ojos en la nuca y siempre busca la mejor opción”, comentó.

Riazor se volcó con el canterano, tanto dentro del estadio como una vez abandonado el recinto. “La gente coreando mi nombre nunca lo olvidaré, fue mi primer gol en Riazor y encima al final fueron dos, me llegaron muchos mensajes y estoy contentísimo de que la gente valore mi trabajo”, indicó. Hasta ahora ha jugado todos los minutos en Liga, algo que no esperaba en pretemporada. “Llegaba con intención de estar en la plantilla, sabía que sería complicado jugar aunque las circunstancias han hecho que fuese un poco más fácil y estamos teniendo Jesús y yo la suerte de tener continuidad, pero esto es muy largo, hay muchos momentos de forma y más compañeros que tendrán su oportunidad”, reconoció.

En cuanto al resto de su actuación personal, en la que realizó un gran trabajo en el centro del campo, explicó que “ellos jugaban con dos delanteros y era importante que me quedase cerca de los defensas para algún rechace o para ayudar a los centrales”. Sus ayudas contribuyeron a que los de Oltra dejasen la portería a cero por primera vez desde la primera jornada, cuando el Recre tampoco pudo batir a Aranzubia. “Hablamos todos de mejorar defensivamente, en las ayudas, al presionar nos veíamos un poco desbordados pero estuvimos más juntos y en ese sentido se vio que no había tanta distancia entre líneas”, señaló.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.