El día que el Dépor desquició a Seedorf y al Real Madrid

188

Clarence Seedorf está empezando su carrera como entrenador y se estrenará en el fútbol español asumiendo el banquillo del Deportivo. Sacar a los blanquiazules de la delicada situación en la que se han metido no será fácil, pero espera no tardar mucho en ganarse a un estadio de Riazor que no le es desconocido. En su etapa como jugador visitó el campo coruñés hasta en cuatro ocasiones y no siempre con buen recuerdo para él y sus equipos.

Porque el holandés estuvo cuatro temporadas en el Real Madrid a finales de los 90, esa etapa en la que visitar A Coruña suponía una completa pesadilla para los blancos y que se extendió varios años en el presente siglo. Seedorf disputó dos partidos como madridista en Riazor y no consiguió la victoria en ninguno de ellos. En 1998 consiguió no irse de vacío con un 2-2, pero al año siguiente, además de una contundente derrota, el centrocampista también fue protagonista de una bronca en pleno encuentro con su compañero Pedrag Mijatovic.

En un encuentro al que el Dépor llegaba con muchas bajas y parecía la ocasión propicia para el Madrid, entrenado entonces por Hiddink, el marcador ya reflejaba un 2-0 cuando apenas habían transcurrido 20 minutos. Fran y Turu Flores habían plasmado lo que estaba siendo un atropello blanquiazul, algo que desquició al Madrid y al propio Seedorf. Las cámaras captaron la discusión entre holandés y montenegrino en la que tuvo que intervenir Karembeu. De poco sirvió, ya que Pauleta y, de nuevo, Turu Flores, completaron el 4-0 final.

Sus malos momentos en Riazor no terminaron ahí, ya que años más tarde también fue uno de los protagonistas de la histórica remontada del Dépor al Milan. Eso sí, previamente había salido triunfador de su primera visita con los italianos, en la que se impusieron claramente y él mismo fue el encargado de abrir el marcador con un gran gol desde fuera del área.

Sobre el Autor