El estadio de Riazor continúa con su puesta a punto

0

Por segunda vez esta temporada, el estadio de Riazor no podrá lucir su mejor aspecto. A pesar de que las obras siguen avanzando, más de 9.600 socios tendrán que cambiar su ubicación en el partido del próximo lunes ante el Granada.  Ahora mismo, las obras avanzan y en este momento una buena parte del trabajo se centra en recubrir parte de la fachada del estadio.

De hecho, en el partido de este lunes las gradas de Tribuna y Preferencia no tendrán ninguna restricción y todas las puertas estarán abiertas. Todo lo contrario sucede con Pabellón y Marathón, donde muchos accesos permanecerán cerrados en el partido correspondiente a la sexta jornada del campeonato.

El club informaba esta semana que a los más de ocho mil abonados desplazados el día del Sporting había que añadir mil más para este encuentro. Las obras han condicionado el inicio de Liga de un Dépor que ha jugado cuatro de las cinco primeras jornadas lejos de su estadio.

Ahora el objetivo de Concello y Deportivo es que el próximo sábado 7 de octubre, fecha en la que el conjunto blanquiazul recibe al Málaga, las obras estén completamente terminadas y Riazor luzca un nuevo aspecto. El hecho de que esta remodelación se iniciara con un mes de retraso ha trastocado los planes del club que se vio obligado a no poder vender entradas al público en general en estos dos primeros encuentros en casa.

Tras la victoria ante el Sporting, el equipo quiere hacerse fuerte en un estadio que tiene que convertirse en un fortín para alcanzar el objetivo del ascenso. En las próximas cuatro jornadas, el Dépor jugará tres partidos en Riazor donde recibirá al Granada, Málaga y Elche. Las obras avanzan y la idea es que el próximo siete de octubre en el partido ante el Málaga, el estadio luzca su mejor aspecto.

Sobre el Autor