El Huesca de Luis Fernández se la lía al Leganés de Insua

39

Las diferentes ligas europeas van llegando a su fin. Sin embargo, como siempre sucede a estas alturas, la Segunda División se niega a bajar el telón. Con los Cardoso, Bicho y Queijeiro retirados ya de la competición, llega el sprint final para sus compañeros de plata. Así, mientras Pablo Insua pelea por el ascenso, Saúl García sueña con el play-off y Luis Fernández con la permanencia. En lo referente a esta jornada, el arzuano se perdió el duelo con el burelao, por expulsión. Además, tras varias en lo más alto, los madrileños pierden el liderato en favor del Alavés. En las Islas, un triunfo tinerfeño, mantiene con vida al equipo de Saúl, que una jornada más, volvió a jugar todo.

El Leganés cae al segundo puesto y el Huesca respira. (Leganés 2-3 Huesca)

Aún no habían transcurrido ni cinco minutos, cuando Juanjo Camacho colocó el 0-1 en el marcador de Butarque. Media hora más tarde, y desde el punto de penalti, Szymanowski, hizo el empate local. Así, parecía igualarse el partido también en cuanto juego, pero todo quedó en un espejismo. A la vuelta de vestuarios, los oscenses, más efectivos y peligrosos en ataque, asestaron el arreón final con dos tantos más -el último, de penalti-. Nada podría hacer ya Asdrúbal, que con un gol en el 87’, recortó distancias. Con este resultado, los pepineros, líderes hasta esta jornada, caen al segundo puesto. Mientras que los azulgranas, inmersos en su lucha por la salvación, cogen aire y ya superan a su inmediato perseguidor en 5 puntos.

Expulsado ante el Nàstic, Insua no recibió tampoco la autorización de su Club para jugar, entre semana, con el combinado gallego. Así, se tuvo que conformar con ver a sus compañeros de equipo desde la grada. Por su parte, Luis Fernández regresó al once inicial. El burelao, que completó un gran partido, provocó el penalti que supondría el tercer gol visitante. Ya con el partido controlado, fue sustituido a falta de ocho minutos para el final.

Los insulares regresan a la senda de las victorias. (Tenerife 3-1 Real Valladolid)

Una buena primera parte bastó a los locales para llevarse el gato al agua. Y es que, al descanso, ya ganaban por dos a cero. Con el delantero Nano como referencia, uno de los jugadores revelación de la categoría, el Tenerife se gustó y aprovechó los errores pucelanos en la salida de balón. Sin embargo, el partido no sería un camino de rosas, y es que, a la hora de juego, y tras un desajuste de los insulares a balón parado, Óscar reduciría la ventaja. Insuficiente. Ya en tiempo de descuento, el Choko Lozano, en una acción individual fantástica, despejaría toda duda.

Saúl, correcto en ataque y en defensa, disputó los noventa minutos, como viene siendo habitual. Además, fue amonestado, y vio la sexta amarilla de la temporada.

Sobre el Autor

Estudiante de Comunicación Audiovisual (UDC) y futbolista. Juntando letras sin que suenen mal (o intentándolo). Los domingos me dejo ver a través de la otra pantalla en el En Xogo de la TVG.