El virus FIFA puede pasar factura al Barcelona

100

Los blaugranas aterrizarán en el estadio de Riazor con 16 de sus jugadores habiendo cumplido compromisos internacionales a lo largo de esta semana frente a solo dos del cuadro coruñés.

En los últimos años hemos asistido a un fútbol que se ha ido polarizando de forma exponencial, en donde Barcelona y Real Madrid dan la campanada cada verano con fichajes estrella ampliando sus ya extensas y bien cubiertas plantillas. El resultado es que estos equipos engloban un importante montante de jugadores internacionales cada vez que se dan compromisos a nivel de selección. Así, el Barça ha visto como 16 de sus jugadores más otros tres del filial, han hecho el equipaje la pasada semana para irse con su país y, para la vuelta, algunos pueden verse en la obligación de añadir también las muletas. Son las consecuencias del denominado virus FIFA, que ya el mes pasado azotó a los catalanes con las bajas de Alexis, Jordi Alba e Iniesta.

El técnico Tito Vilanova decidió dar a sus jugadores el día de hoy como descanso, por lo que los entrenamientos se retomarán aún mañana. En los campos de la Ciutat Esportiva no estarán los ocho internacionales con España, que se enfrentarán por la noche a la selección francesa en el Calderón. Ni tampoco lo hará su gran estrella, Lionel Messi, que junto a su compatriota Javier Mascherano, jugará mañana en Santiago de Chile ante el también blaugrana Alexis. Un duelo de alta tensión, y es que los chilenos se juegan buena parte de su pasaporte al Mundial de Brasil ante la albiceleste.

Quienes tampoco podrán estar mañana bajo las órdenes de Tito son el brasileño Adriano, que disputará un amistoso en Polonia ante Japón; o los canteranos Tello, Bartra y Montoya, que se volverán a ver las caras ante Dinamarca para sellar el pase al Europeo sub 21 del año que viene. Quien sí estará es el camerunés Alex Song, que regresa tras no lograr clasificar a los suyos para la próxima Copa de África. Todo un quebradero de cabeza para el preparador catalán, que aún no ha podido repetir equipo en los once partidos disputados hasta la fecha.

Es de entender que los jugadores culés llegarán mermados al compromiso del sábado, más aún si tenemos en cuenta las ausencias por lesión de hombres importantes como Puyol, Thiago o Alves. Además, Vilanova ha señalado con anterioridad que prefería dar descanso a sus internacionales con largos desplazamientos, por lo que no es descartable la ausencia de Messi o Mascherano en el once inicial, tal como ocurriera en la visita a Getafe.

En el lado opuesto se encuentra el Dépor, donde solo los portugueses Nélson Oliveira y Pizzi fueron llamados a jugar con su selección. Ante Rusia no llegaron a vestirse de corto, aunque el compromiso de mañana en el estadio Do Dragao ante un rival, en principio, de menor entidad como Irlanda del Norte, podría dar protagonismo a los blanquiazules. El Deportivo cuenta con una baza importante para mostrarse más fresco en el verde herculino, con más tiempo de preparación y menos cansancio en sus filas que el líder de la Liga, por lo que el virus FIFA puede jugar a favor de los locales.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.